Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

EN IMÁGENES : ¿Cómo se pone a punto una playa?

Equipos especializados invierten muchas horas de trabajo -matutino, vespertino y nocturno- para hacer de las playas un lugar seguro y agradable, y en los últimos años, también sostenible

23:00 La cribadora

Terminada la jornada y aprovechando la retirada de bañistas, un equipo se dispone a recoger la basura más voluminosa y a filtrar la arena con una máquina cribadora. La limpieza de la arena es clave para ofrecer una playa higiénica y segura. La arena ha de ser oxigenada diariamente mediante volteo, con esto se evita el riesgo de incubación de bacterias patógenas.

6:00 Limpieza de la línea de marea

Grupos de operarios se disponen a «limpiar» la cara al espacio que más personas congregará a lo largo del día. Se trata de recoger los desperdicios que el mar ha depositado durante la noche y que marcan con una línea hasta dónde subió el agua. Pese a lo que pudiera parecer, la gran mayoría de la basura de un arenal no la dejan los bañistas, sino que la trae el mar. Sin embargo, también es basura humana, sólo que proviene de los barcos o de desagües.

7:00 Acondicionamiento de los accesos y servicios

Llega el momento de limpiar, con escoba y agua, las rampas de acceso y las pasarelas que transitan las diferentes partes de la playa. También hay que quitar la suciedad acumulada en las plataformas marinas, higienizar los lavapiés, repasar las duchas y desinfectar los urinarios. Vaciar papeleras y reponer elementos como los conos de plástico individuales para depositar materiales no biodegradables (colillas, pipas…) son otras de las labores.

9:00 Apertura de cabinas, puntos de información y de socorro

Personal sanitario, socorristas y asistentes de ocio se dan cita a las 9 de la mañana para distribuirse el trabajo, repasar el material del botiquín, comprobar el estado de la señalización, ordenar las balizas de seguridad, colocar la bandera verde, amarilla o roja en función del estado de la mar y ensayar la megafonía. A partir de ese momento se trabaja sin descanso en turnos de 6 horas.

10:00 Comienzan a funcionar los servicios

El chiringuito arranca a pinchar su música, las hamacas ocupan su espacio y los toldos hacen sombra. La playa está lista para 12 horas de sol y de ruido que, gracias a la porosidad de la arena, queda silenciado, porque si se escuchara en un espacio liso sería ensordecedor.

12:00 Inspección visual de la zona de baño y recogida de muestreo de calidad de agua

Profesionales cualificados se dirigen periódicamente a los puntos señalados de control para realizar el análisis microbiológico del agua. Cada punto de muestreo es representativo de una zona de baño y es elegido al considerarse susceptible de estar contaminados por su cercanía a desagües, fábricas o lugares críticos. Las aguas pueden valorarse como óptimas y aptas, que no necesitarán de intervención, o no aptas, en cuyo caso deberá publicitarse y adoptar medidas para prohibir su uso.

16:00 Refuerzo vespertino: retirada de restos de mareas y cambio de papeleras

Cada vez son más numerosas las playas que incorporan puntos limpios, es decir, espacios donde se recogen basuras bajo criterios de reciclaje, pero no falta en ninguna playa son papeleras.

Las playas españolas, en cifras

Datos generales:

  • 8.125 km de costa
  • 3.586 km de playas
  • 3.106 playas catalogadas (en 2001, anterior censo, estaban registradas 2.842)
  • 480 playas con bandera azul (1 de cada 7 playas)
  • 390 municipios con playa

Datos de limpieza:

  • Cada temporada, se recogen una media de 115 toneladas de basura en cada playa durante el tiempo estival (de mediados de julio a mediados de septiembre).
  • El 30% de la basura la genera el bañista; el resto proviene del mar.
  • El equipo de limpieza de una playa se multiplica por 10 en verano.
  • La mayoría de la basura que se encuentra en las playas y océanos son envoltorios de comida o bebidas (tapas de plástico, pedazos de papel y plástico, latas, botellas de vidrio, etc.).
  • El uso masivo de conos de plástico para depositar materiales no biodegradables: colillas, chicles, cáscaras de pipas, etc. reducirían en un 43% la suciedad más difícil de recoger en la arena.

Datos del agua y la zona de baño:

  • El muestreo de aguas y zonas de baño alcanza a 1.826 puntos.
  • El 98% de las aguas, según datos de la Comisión Europea, se consideran aptas para el baño. Sin embargo, sólo el 43% ofrecen una calidad óptima.
  • Algunas playas, como la de Bennicasim en Castellón, llegan a recibir 50.000 personas en un solo día.

Curiosidades

En las playas urbanas es cada vez más usual encontrar servicios de alquiler de toallas. Parece una costumbre antigua, pero se está imponiendo como un servicio al visitante que quiere darse un chapuzón y no quiere cargar con mochilas. El alquiler de un toldo tiene un precio medio de 10 euros al día. Una sombrilla llega a los 12 euros. En la mayoría de las playas está prohibido acudir con mascotas; sin embargo, Lepe ofrece una playa exclusiva para canes. La tendencia es que el agua potable de las playas se recicle.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 1]

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones