Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Nuevas tecnologías > Imagen y sonido

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Películas sin final

/imgs/20061201/img.analisisb.01.jpg

Los reproductores de DVD portátiles son un prodigio más de la miniaturización electrónica. Al igual que los reproductores de sobremesa, se pueden utilizar en el salón con una televisión externa, pero su gran ventaja radica en su movilidad. Gracias a su pantalla y altavoces incorporados, sirven para ver en cualquier parte DVDs o películas descargadas de Internet, escuchar música (en CD o MP3) o contemplar fotografías digitales. Los hay que hasta incluyen videojuegos. Todo ello con el objetivo de amenizar los viajes de coche, avión, tren o autobús, o para servir como centro multimedia allá donde el usuario vaya.

Se han analizado ocho reproductores portátiles de DVD, con pantalla de siete pulgadas incorporada, que cuestan desde los 129 euros de Omisys Voyager y Red Bell DVP7XRP, hasta los 249 euros de Philips PET725. La mejor relación calidad-precio es Daewo, uno de los más baratos (139 euros) y de los mejor valorados en la prueba de uso (7,4 puntos sobre 10), si bien no reproduce MP3 y es de los más grandes y pesados. Philips, el más caro, es el mejor de los analizados, y su batería dura mucho más que el resto, por lo que resulta una opción interesante para quien busque un reproductor que pueda funcionar lejos de la red eléctrica.

La norma de seguridad que rige a estos aparatos es muy estricta y obliga a superar pruebas muy variadas, que dos equipos no aprobaron por motivos muy diferentes. Los plásticos que envuelven el aparato no deben deformarse ante altas temperaturas, como sucedió en Omisys. El fallo de Thomson, sin embargo, fue menor: su adaptador de corriente no viene marcado con el símbolo correspondiente. Por lo demás, son seguros.

El test de compatibilidad electromagnética comprueba si el equipo es inmune a las descargas electrostáticas (descargas eléctricas como las que podemos provocar "con el ambiente cargado" al tocar una superficie metálica). Tras recibir estas descargas de prueba los reproductores deben seguir funcionando con normalidad. Fuss, Thomson, Omisys, Daewoo y Best Buy no superaron este ensayo y para que volvieran a funcionar hubo que apagarlos y encenderlos.

Las pantallas son todas LCD de siete pulgadas y de formato panorámico (16:9), lo que no obsta para que estos reproductores se adapten a las dimensiones clásicas de las televisiones más antiguas (4:3). Thomson y Omisys cuentan con varias decenas de videojuegos cada uno y Omisys ofrece dos mandos con los que manejarlos.

Estos equipos reproducen los DVD-video (el formato en el que se compran o alquilan las películas) y en Divx ó MPEG4, el estándar para compartir películas por Internet, y que permite guardar un filme en un solo CD o seis largometrajes en un DVD (12 si el DVD es de doble capa). Next Base es el único que no reproduce fotografías y, al igual que Daewo, no lee canciones en MP3.

Calidad de las pantallas

En cuanto a la calidad de imagen de las pantallas, se midió del 1 al 10 el ángulo de visión, la uniformidad de la pantalla, la saturación, existencia de píxeles defectuosos, reflexiones, ruido y la relación brillo/contraste, todo ello con un DVD de pruebas y un generador de señales de vídeo profesional. Los resultados de los monitores fueron correctos (no se encontraron píxeles defectuosos) y sobresalió la calidad de Philips (9 puntos sobre 10), seguido de Red Bell (8,3 puntos) y Thomson (8,2 puntos).

/imgs/20061201/img.analisisb.02.jpg

En cuanto a los conectores, todos se pueden usar como DVD de sobremesa conectándolos a un televisor externo mediante un cable de vídeo compuesto. Sorprende que así sea, porque este conector no es el mejor para vídeo (lo superan ampliamente el de S-vídeo o RGB) mientras que para audio sí suelen incorporar salidas digitales de última generación (lo hacen Thomson, Philips, Daewoo, Omisys y Fuss). Daewo es el único con una conexión por componentes (mejor calidad). La conexión de auriculares también es común, pero el segundo conector (muy útil para que dos personas vean la misma película) sólo se encuentra en Thomson, Philips y Best Buy. Daewoo y Omisys leen tarjetas multimedia, como las de una cámara de fotos. Así, es posible ver las fotografías directamente en estos equipos. Daewo, Omisys, Thomson y Fuss cuentan con conector de USB, por lo que las películas no se tienen por qué grabar en un CD o un DVD, sino que pueden llevarse en una memoria externa USB.

En cuanto a los accesorios, todos incluyen enchufe para la red eléctrica y el encendedor del coche, cables de audio y vídeo y un maletín protector. Thomson es el único sin mando a distancia. Daewoo, Omisys y Red Bell incluyen dos juegos de auriculares y Thomson dos.

Prueba de uso

Seis usuarios habituales probaron concienzudamente los ocho reproductores portátiles y valoraron del 1 al 10 diferentes apartados. Siete de los reproductores son de tipo abatible, es decir, hay que desplegar la pantalla para introducir el DVD y ver la película. Next Base, en cambio, se monta en un soporte vertical bastante inestable, que los usuarios han valorado peor, y que ha motivado la mayoría de sus bajas puntuaciones. Los reproductores mejor valorados han sido Philips, Fuss (los dos con 7,5 puntos sobre 10) y Daewo (7,4 puntos). A tenor de lo valorado por los consumidores, la disposición de la botonera de Philips es cómoda y sencilla. Omisys obtiene la puntuación más discreta (6,5 puntos) por la ininteligibilidad de la traducción de su manual (3,8 puntos sobre 10), la calidad de su sonido (5,8 puntos) y el nivel de ruido en su funcionamiento (6,5 puntos).

Los consumidores han advertido que en todos los reproductores el sonido de los altavoces incorporados es excesivamente tenue. Por ello, los cascos son prácticamente imprescindibles para poder disfrutar de las películas. En cuanto al acabado, destaca el de Philips, mientras que en Omisys y Best Buy es más pobre. La botonera de Best Buy es mediocre y no funciona tan bien como debería. En cuanto a la portabilidad, Red Bell es el que más gusta, y Fuss el que destaca por lo silencioso de su funcionamiento.

Los ocho manuales son correctos, pero no así sus garantías: cinco de ellas son incorrectas. Fuss ni siquiera incluye este documento, Omisys, Thomson y Philips sólo ofrecen uno de los dos años de protección a los que obliga la ley y Best Buy limita la protección del software que acompaña al equipo en los primeros 30 días, algo del todo punto ilegal. En cualquier caso, diga lo que diga su documento de garantía, si el consumidor guarda el ticket de compra está protegido por los dos años que marca la ley, si bien tras los primeros seis meses tendrá que demostrar que el fallo venía de origen.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones