Un placer para (contadas) ocasiones