El afeitado es más suave y seguro con las maquinillas caras