Masa, queso y tomate suponen casi el 90%