Sólo una de cada cuatro ofrece, según la prueba realizada, la protección anunciada