Por grasos y calóricos conviene moderar su consumo