Compensan los más caros: duran mucho más