Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Educación > Extraescolar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Infancia y entretenimiento : Ocio en soledad

Las nuevas tecnologías han contribuido a la aparición de nuevas formas de ocio más individuales y sedentarias

Videojuegos

/imgs/20070301/img.informe.03.jpg Los videojuegos se han convertido en uno de los productos más demandados por menores y adolescentes, es decir, la mayoría de los consumidores del llamado ocio digital. Según un estudio realizado por Protégeles y Civértite junto con el Defensor del Menor, los menores conciben los videojuegos como un instrumento básico de su ocio y tiempo libre, y los utilizan de forma habitual y mayoritariamente, en especial entre los varones.

Así, un 69% de los menores encuestados juega de manera habitual. Por sexos, juegan con videojuegos el 85% de los varones menores de edad, frente al 52% de las niñas y adolescentes. En cuanto al tiempo que dedican a esta actividad, el 23% juega más de dos horas diarias durante el fin de semana y sólo un 9% afirma no jugar nada durante los fines de semana. Aunque los videojuegos responden en muchas ocasiones a un concepto de ocio grupal, en la mayoría de los casos (52%) los menores juegan solos.

Otro reciente estudio, éste de la Universidad de Navarra, destaca que los temas preferidos son la aventura y la acción; el 38% piensa que reducen su dedicación al estudio y el 18% reconoce que pueden resultarles violentos. Según este informe, el mayor foco de conflicto entre padres e hijos se centra en el número de horas que dedican a las pantallas, su influencia sobre el rendimiento escolar, el sueño o la salud, y no en la calidad de los contenidos o su conveniencia. Así, el 45% de los niños que usan videojuegos admite que discute con los padres por el tiempo de consumo; en el caso de Internet esta variable representa el 16″5% de las discusiones; y en los móviles, el 7″5%.

Consejos

  • Los videojuegos pueden formar parte del ocio infantil como un elemento enriquecedor, siempre que se integren en una oferta amplia y diversa, y así deben percibirlo los niños. Usar los videojuegos como un instrumento para mantenerlos entretenidos durante horas debe entenderse como un defecto de los padres, no de los hijos.
  • Conviene conocer las clasificaciones de los juegos y las declaraciones de privacidad, así como revisar los términos de uso aceptable de los sitios de juego en línea.
  • Se aconseja observar los juegos con los que se entretienen los hijos y con quién lo hacen. Para ello, es mejor que el equipo o la consola de juegos esté en un lugar desde el que pueda supervisar fácilmente la actividad.
  • Es mejor el uso de videojuegos que permitan la participación de más de un jugador.
  • Se recomienda limitar el tiempo del uso de los videojuegos (de 30 a 60 minutos por día, descansando cada 20 ó 30 minutos, dependiendo de la edad del niño).
  • Es bueno animar a jugar en grupo y, si es posible, entre los miembros de la familia.
  • El juego y sus recursos deben variar, por lo tanto el adulto procurará que el niño diversifique el juego y sus objetos de juego.
  • No conviene utilizar televisores grandes, ya que en éstos la intensidad de los fogonazos de los videojuegos es mayor.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones