Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Las diferencias de precio no están justificadas

Los preservativos son una forma eficaz, barata y cómoda de evitar embarazos no deseados y la única manera de protegerse frente a las enfermedades de transmisión sexual y del sida. La amplia gama de condones que en la actualidad ofrece el mercado hace que el consumidor, más allá de gustos personales, se pregunte si los diferentes tipos de preservativos son igual de seguros. Para comprobarlo se han analizado quince preservativos, de cinco tipos distintos (normales, extra-gruesos, de colores y sabores, estriados y finos) que cuestan cada uno desde los 0,51 euros de Prime Original hasta los 2,48 euros de Safex Forte, los más caros con diferencia. Doce de estos modelos se comercializan en cajas de una docena de unidades, Durex Contacto total y Durex Pleasuremax vienen en envases de seis y Safex Forte en cajas de tres preservativos. En total, el laboratorio ha probado más de 750 condones, todos ellos de latex (no aptos, por tanto, para alérgicos a esta sustancia).

Incluso cuando fueron "envejecidos" en laboratorio resultaron seguros

Todos los condones analizados superaron las exigentes pruebas de seguridad a las que fueron sometidos, salvo Durex Extra-Seguro, que no aportó el extra de seguridad que indica su denominación: es tan seguro como el resto de los "normales", no más. Por ello, la mejor relación calidad-precio es el preservativo más barato de cada categoría: Prime Original entre los normales (0,51 euros cada uno), Benetton Colores entre los de colores y sabores (0,54 euros), Prime Estriado (0,54 euros) y Control Forte (0,90 euros) entre los extrafuertes. En el caso de los sensibles, se ha optado por el más caro, Durex Contacto Total (1,33 euros) por ser el más fino.

Extrafuertes y el resto

La ley divide claramente los condones extrafuertes de los que no lo son, y les exige que lleven en su denominación la leyenda: "extra fuerte", "extra resistente" o "hiper seguro". Durex Extra Seguro no incluye ninguna de las tres, pero CONSUMER EROSKI ha considerado que su alegación "Extra Seguro" es para los consumidores equiparable a las otras tres. Por ello se le ha medido con la misma exigencia que a los otros preservativos extrafuertes. Eso sí, todavía no se han realizado estudios clínicos que determinen de forma categórica si los condones más gruesos se rompen con menor frecuencia. Lo que sí se puede asegurar es que son menos sensibles.

La resistencia se mide alargando cada preservativo hasta su rotura. La norma no fija un mínimo de tracción para los condones normales, pero sí lo hace para los extrafuertes, que deben soportar 100 Newtons (N) de tracción. Dos de los modelos extrafuertes aprobaron con resultados discretos: Control Forte (101 N) y Safex Forte (99 N, dentro del rango de error de la prueba). Durex Extra Seguro se comportó igual que los preservativos normales, y no soportó más que 75 N de tracción por lo que suspendió la prueba. La resistencia en los otros tipos de condones es, como cabría esperar, cercana a los 70 N: Control Estriado es el mejor de los normales (96 N), seguido de Control Nature (86 N) y Control Fussion (83 N). Durex Contacto (68 N) es el menos resistente, pero suficiente para un uso convencional. Los que más se alargan antes de romperse son Durex Plesuremax (se estiran un 890% del tamaño original), Control Fussion y Durex Extra Seguro (los dos con 860%), mientras que el que menos se alarga es Durex Contacto Total, que llega al 740%.

Presión y volumen

Los condones se hinchan con aire hasta que estallan para comprobar la presión que soportan. La ley regula que los extrafuertes deben aguantar 2 kilopascales (kPa) como mínimo. Durex Extra Seguro también suspendió en esta prueba, porque se quedó en 1,7 kPa. Los preservativos normales, estriados, de colores o extrafinos tienen que soportar 18 decímetros cúbicos de aire (dm3) y 1 kPa de presión. Safex Sensitive fue el menos resistente, pero con valores muy superiores a los que marca la ley: 1,3 kPa y 33 dm3. Control Fussion y Durex Extra Seguro (los dos 53 dm3) fueron los que más aire soportaron hasta estallar. En lo referido a la presión, Control Forte (2,7 kPa), Safex Forte (2,4 kPa) y Benetton colores (2,3 kPa) son los más resistentes.

Todos los condones superaron la longitud y anchura que fija la norma. Los 15 rondaron o superaron los 20cm de longitud (muy por encima de los 16 cm a los que obliga la ley) y su anchura osciló entre los 51 mm de Control Estriado y los 55 mm de Durex Plesuremax y Durex Tuttifruti. En cuanto a su grosor, la norma sólo especifica que el de los extrafuertes debe ser de más de 0,06 mm, pero esa cifra la superan incluso los preservativos normales. El más grueso es Control Forte, que llega a los 0,119 mm, mientras que el más fino, y por tanto, más sensible es Durex Contacto Total (0,068mm).

Para comprobar que los condones no tienen ningún agujero se rellenaron con 300 mililitros de agua destilada, se suspendieron y examinaron para asegurar que no había fugas. Para cerciorarse de que tampoco tienen microfugas, se hicieron rodar sobre un papel absorbente coloreado. Los 15 analizados superaron esta prueba.

Estos preservativos están lubricados. La cantidad de lubricante en todos ellos fue satisfactoria, pero con diferencias: Durex Contacto Total (433 mg de lubricante) y Prime Original (439 mg) fueron los menos lubricados, seguido de Benetton Colores (443 mg). Los más generosos en este elemento fueron Safex Forte (622 mg), Control Estriado (601 mg) y Durex Extra Seguro (597 mg).

Condones envejecidos en laboratorio

Se comprobaron los valores de presión, volumen, resistencia y alargamiento de los condones tras ser envejecidos en laboratorio para simular qué ocurriría al utilizar un preservativo cerca de su fecha de caducidad. Este proceso se llevó a cabo poniendo cada preservativo a 70º C durante 168 horas, lo que debería alterar su eficacia. Los resultados no difirieron mucho de los conseguidos con los condones no envejecidos. Las variaciones más significativas fueron las de Durex Natural y Durex Tuttifruti, que reducen su resistencia a los 60 N (tenían sobre los 70 N) y la de Benetton Colores, que una vez envejecido sólo se alargó 7,5 veces sobre su tamaño original.

Por otro lado, el etiquetado de tres de los quince condones es incorrecto: Durex Contacto Total por no indicar la preceptiva anchura nominal del condón, y los dos Safex por ofrecer las instrucciones únicamente en inglés.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones