Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Problemas de salud

Λ

Rinitis alérgica estacional: La batalla del polen

Conocida como fiebre del heno o polinosis, la rinitis alérgica estacional afecta al 10-20% de la población cada primavera

  La primavera es tiempo de alergias, y de ellas la reina es la rinitis alérgica estacional, denominada también fiebre del heno o polinosis. Cerca de un 10% de los niños y del 10 al 20% de los adolescentes la padecen. Aunque disminuye en las edades adultas, se calcula que de un 10 a un 20% de la población general está afectada. No sólo es la enfermedad alérgica más frecuente, sino que está entre los diez primeros motivos de consulta médica, lo que supone un importante impacto económico y un empeoramiento de la calidad de vida de los afectados.

  Nuestro sistema inmunológico se encarga de fabricar las defensas contra sustancias externas. El sistema inmunológico fabrica anticuerpos, que son los encargados de neutralizar a los alérgenos que nos invaden. Pero en personas con una predisposición especial, se desencadenan violentas reacciones, que en el caso de la rinitis alérgica, se localizan principalmente en la mucosa nasal cuando entran en contacto con el alérgeno suspendido en el aire. Se libera histamina y otras sustancias que provocan inflamación y producción de líquido en los conductos nasales y que puede extenderse a senos paranasales, ojos y párpados.

Perenne o de temporada

Hay dos tipos de rinitis alérgica:

  • La estacional o de temporada. Aparece en las épocas de polinización (en España mayo y junio) y suele depender también de la pluviosidad. Así, cuanto más ha llovido en marzo y abril, más polinización se da. Por encima de los 1.500 metros de altura, la polinización es escasa. Las manifestaciones clínicas de la rinitis empeoran con los anticiclones y mejoran con las borrascas. Su estacionalidad varía en función del alérgeno y de la zona geográfica.
  • La perenne o permanente. Se da durante todo el año, generalmente producida por los ácaros del polvo, los epitelios (caspa, pelo y plumas) y excreciones (orina y excrementos) de los animales domésticos, mohos, y alérgenos ocupacionales, que se generan en el lugar de trabajo.

Aviso del asma

Los síntomas que produce la rinitis, que además es un factor de riesgo de asma, son:

  • Prurito (picor) nasal que puede producirse también en ojos, paladar, garganta
  • Rinorrea acuosa, estornudos en salvas
  • Congestión y obstrucción nasal

También pueden acompañar estos otros síntomas:

  • Tos irritativa, respiración sibilante (con pitos en el pecho)
  • Respiración bucal
  • Ronquidos, hipersomnia
  • Astenia, mal rendimiento escolar
  • Infecciones frecuentes de oído

Confusiones con rinitis no alérgica

El diagnóstico de la rinitis alérgica se basa fundamentalmente en la sintomatología típica, su estacionalidad, antecedentes familiares de alergia, de dermatitis atópica, y pruebas específicas de alergia. La más habitual es la técnica del prick-test. Consiste en poner en contacto la dermis con el alérgeno a través de un pinchazo muy superficial. Si se es alérgico se produce una reacción inflamatoria local.

El establecimiento del diagnóstico correcto es fundamental no sólo para el tratamiento específico, sino también porque hay otras rinitis no alérgicas, bastante frecuentes, que pueden ocasionar síntomas similares. Hay además otro tipo de rinitis inflamatorias, como la eosinofílica, la neutrofílica, la hipertrófica, la mastocitaria, la atrófica u ocena, y la infecciosa, que tienen síntomas distintos de las anteriores y por supuesto tratamientos específicos para cada tipo.

Educación del paciente, fundamental

  El tratamiento de la rinitis alérgica se sustenta en tres pilares: evitar el alérgeno, inmunoterapia y farmacoterapia.

Evitar el alérgeno.

En las épocas de polinización (en la actualidad, se cuenta con información sobre el índice de polinización en la atmósfera) conviene:

  • Cerrar ventanas
  • Tener las ventanillas cerradas en el coche
  • Reducir al mínimo las actividades al aire libre, especialmente a primera hora de la mañana ( de las 5.00 a 10.00 horas emisión alta de polen) y por la noche (de 17.00 a 22.00 hay un descenso del polen suspendido en el ambiente por el enfriamiento del aire)
  • No colgar la ropa al aire libre para secarla porque el polen se deposita y acumula en ella
  • En caso de utilizar aire acondicionado, hay que limpiar los filtros muy frecuentemente, ya que en ellos se retiene y acumula el polen
  • Si la causa de alergia son epitelios y/o excrementos animales, por lo general mascotas domésticas, la forma más eficaz de evitarlo es simplemente no teniéndolas en casa. Si eso no es posible, es aconsejable bañar con frecuencia al animal, cepillarlo con asiduidad fuera de la casa, procurar que duerma siempre en el mismo sitio, su cesto, y no en cualquier lugar de la casa, limpiar de inmediato sus excrementos, no utilizar alfombras, porque es difícil extraer de ellas pelos, caspa... Por supuesto, todos estos cuidados los debe hacer un familiar, un amigo, pero no un alérgico.
  • Los mohos de interiores crecen en las áreas húmedas de la casa, por lo tanto hay que evitar humedades y ventilar la casa a menudo
  • Si se localizan focos de humedad es precisa una limpieza con detergente y un poco de lejía y buen secado pueden ayudar a eliminarlos
  • En el caso de los ácaros, animales microscópicos que se encuentran por toda la casa, especialmente en zonas donde se acumulan las células muertas (caspa) de los humanos hay que eliminar los elementos que favorezcan su depósito: alfombras, colchones de pluma y lana (sustituirlos por fibra sintética y fórrarlos con fundas antialérgenos), exceso de muebles y estanterías llenas de libros, así como todo elemento que pueda acumular polvo, ya que en éste van los ácaros.
  • Mantener el nivel de humedad de la casa por debajo del 50%

Inmunoterapia

  Además de evitar el alérgeno, la inmunoterapia es actualmente la única terapia que puede alterar el curso natural de la rinitis alérgica y, sobre todo, impedir el desarrollo posterior del asma. La inmunoterapia debe iniciarse en fases tempranas de la enfermedad y en la actualidad se disponen de preparados, además de los clásicos que se administran por vía subcutánea, que permiten la inmunoterapia sublingual y la intranasal.

Farmacoterapia

Los preparados inhalados tienen la ventaja de poder liberar altas concentraciones en la mucosa nasal evitando así los efectos sistémicos. Hay una extensa farmacopea destinada a inhibir y neutralizar la histamina y a combatir la inflamación.

  • Los anti-H1, inhibidores de la histamina, son efectivos con la rinitis alérgica estacional, y no tanto con la perenne.
  • Los corticoides tópicos o de acción local son muy eficaces para mejorar la obstrucción nasal, la rinorrea, el estornudo y el picor, y se usan en la rinitis estacional severa y en la perenne. Se pueden utilizar también en niños excepto el acetónido de triamcinolona y la beclometasona por la posibilidad de retrasos del crecimiento. En los niños hay que evitar el uso de descongestivos nasales y los corticoides por vía sistémica.
  • El cromogligato, estabilizador de membrana, por su seguridad, tiene aplicación en embarazadas y niños.
  • Los descongestionantes y vasoconstrictores usados más de 4-5 días pueden producir rinitis medicamentosa y efecto de "rebote". Los descongestionantes orales como la efedrina, pseudoefedrina, fenilpropanolamina, si bien no tienen efecto rebote, sí producen insomnio, irritabilidad, taquicardia y subidas de presión arterial.
  • En el tratamiento de la rinitis alérgica hay medicamentos prometedores: los inhibidores de mediadores lipídicos, los anticuerpos anti-IgE, los anticuerpos monoclonales, inhibidores de las kinasas...

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto