Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Nutri-Score, un escudo contra las noticias falsas

EN UN CONTEXTO EN EL QUE SE ESTUDIA IMPLANTAR UNA ETIQUETA NUTRICIONAL ÚNICA PARA TODOS LOS PAÍSES DE LA UNIÓN EUROPEA, NO DEJAN DE APARECER BULOS Y MENTIRAS QUE AFECTAN A NUTRISCORE. RESPONDEMOS A LAS CRÍTICAS MÁS EXTENDIDAS SOBRE ESTE ETIQUETADO.

Hacer comprensible la jerga de los ingredientes y orientar a los consumidores en sus decisiones de compra. Esos fueron los objetivos con los que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social anunció a finales de 2018 la implantación del logotipo de etiquetado frontal basado en un código de colores y letras. El llamado Nutri-Score es un sistema adoptado por las autoridades francesas en 2016 que varios países europeos esperan introducir en los próximos meses, dentro del marco recomendado por las sociedades científicas, la UE o la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el fomento de hábitos saludables preventivos contra la obesidad y la diabetes, entre otras enfermedades. Un método del que EROSKI es uno de los máximos impulsores y pionero en su implantación: desde enero de 2019, sus productos de marca propia cuentan con este etiquetado para informar a los consumidores, de forma sencilla, sobre el valor nutricional de los alimentos.

ASÍ FUNCIONA.

Se trata de una escala de cinco colores que representa la califi cación nutricional de un alimento envasado, partiendo desde el color verde –para aquellos más saludables–, hasta el naranja oscuro –los de peor clasificación nutricional– y organizados en cinco letras, desde la A hasta la E. Los parámetros los marca un algoritmo, tomando como unidad de referencia los 100 gramos. El cálculo considera la cantidad de calorías y otros elementos, cuya ingesta influye en nuestra salud, en 100 gramos de producto. Por una parte, aquellos cuya ingesta excesiva es perjudicial (calorías, grasas saturadas, azúcares y sal, que aportan puntos negativos al algoritmo de cálculo) y, por otra, aquellos cuyo consumo se considera beneficioso (proteínas, fibra, fruta, hortalizas, legumbres y frutos secos, que aportan puntos positivos). Así, el balance final estará entre los 40 puntos negativos (un producto muy calórico, salado, rico en grasas saturadas y azúcares, con nula o baja presencia de fibra, fruta, verdura, legumbres y frutos secos, y pocas proteínas) y los 15 puntos positivos (producto poco calórico rico en proteínas y fibra, con alta presencia de fruta, verdura, legumbres o frutos secos, con poca o ninguna presencia de sal, azúcares y grasas saturadas). Los puntos finales de cada producto se traducen en una letra, desde la E naranja hasta la A verde.

EL MÁS EFICIENTE.

Saber elegir lo que comemos, controlar la cantidad, fomentar la variedad de frutas y verduras y restringir al máximo los alimentos ultraprocesados constituye una parte fundamental en el cuidado de la salud. Por este motivo, organismos internacionales como la OMS o la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), o nacionales como EROSKI, han promovido sistemas de etiquetado frontal. Un estudio publicado en la revista Nutrients, que evalúa la efectividad de los sistemas en 12 países, señaló a Nutri-Score como “el más efi ciente para discriminar la calidad nutricional de los alimentos”. El estudio destaca, además, la eficacia de este etiquetado, demostrada en poblaciones con necesidades alimentarias específicas, como pacientes con diabetes u obesidad.

INICIATIVA CIUDADANA.

Nutri-Score no solo aporta ventajas a los ciudadanos, a quienes ayuda a llenar el carro de la compra de manera saludable, sino también a los fabricantes, animándoles a mejorar la calidad de sus productos. Pero estas virtudes encuentran su principal escollo en la normativa europea, que impide la obligatoriedad de la instauración del Nutri-Score en los productos. Por este motivo, asociaciones de consumidores de España, Francia, Bélgica, Alemania, Holanda, Polonia y Grecia han lanzado la iniciativa ciudadana europea Pro Nutri-Score, que busca el millón de firmas necesario para que su petición llegue a la mesa de la Comisión Europea. Esta iniciativa se puede apoyar en la página web pronutriscore.org. Por su parte, en España, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social prepara mecanismos legales para fomentar la implantación de Nutri-Score en nuestro país, a la vez que estudia correcciones específicas para el aceite de oliva. Aunque hay distribuidores como EROSKI que apuestan por su implantación, parte de la industria alimentaria tiene sus reservas en torno a estos sistemas de etiquetado. Además, en los últimos meses, han circulado en las webs y redes sociales numerosas informaciones falsas que intentan desacreditar este logotipo. Respondemos a las críticas más extendidas sobre las valoraciones de Nutri-Score.

Paginación dentro de este contenido

Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: Nutri-Score, un escudo contra las noticias falsas

EN UN CONTEXTO EN EL QUE SE ESTUDIA IMPLANTAR UNA ETIQUETA NUTRICIONAL ÚNICA PARA TODOS LOS PAÍSES DE LA UNIÓN EUROPEA, NO DEJAN DE APARECER BULOS Y MENTIRAS QUE AFECTAN A NUTRISCORE. RESPONDEMOS A LAS CRÍTICAS MÁS EXTENDIDAS SOBRE ESTE ETIQUETADO.

Hacer comprensible la jerga de los ingredientes y orientar a los consumidores en sus decisiones de compra. Esos fueron los objetivos con los que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social anunció a finales de 2018 la implantación del logotipo de etiquetado frontal basado en un código de colores y letras. El llamado Nutri-Score es un sistema adoptado por las autoridades francesas en 2016 que varios países europeos esperan introducir en los próximos meses, dentro del marco recomendado por las sociedades científicas, la UE o la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el fomento de hábitos saludables preventivos contra la obesidad y la diabetes, entre otras enfermedades. Un método del que EROSKI es uno de los máximos impulsores y pionero en su implantación: desde enero de 2019, sus productos de marca propia cuentan con este etiquetado para informar a los consumidores, de forma sencilla, sobre el valor nutricional de los alimentos.

ASÍ FUNCIONA.

Se trata de una escala de cinco colores que representa la califi cación nutricional de un alimento envasado, partiendo desde el color verde –para aquellos más saludables–, hasta el naranja oscuro –los de peor clasificación nutricional– y organizados en cinco letras, desde la A hasta la E. Los parámetros los marca un algoritmo, tomando como unidad de referencia los 100 gramos. El cálculo considera la cantidad de calorías y otros elementos, cuya ingesta influye en nuestra salud, en 100 gramos de producto. Por una parte, aquellos cuya ingesta excesiva es perjudicial (calorías, grasas saturadas, azúcares y sal, que aportan puntos negativos al algoritmo de cálculo) y, por otra, aquellos cuyo consumo se considera beneficioso (proteínas, fibra, fruta, hortalizas, legumbres y frutos secos, que aportan puntos positivos). Así, el balance final estará entre los 40 puntos negativos (un producto muy calórico, salado, rico en grasas saturadas y azúcares, con nula o baja presencia de fibra, fruta, verdura, legumbres y frutos secos, y pocas proteínas) y los 15 puntos positivos (producto poco calórico rico en proteínas y fibra, con alta presencia de fruta, verdura, legumbres o frutos secos, con poca o ninguna presencia de sal, azúcares y grasas saturadas). Los puntos finales de cada producto se traducen en una letra, desde la E naranja hasta la A verde.

EL MÁS EFICIENTE.

Saber elegir lo que comemos, controlar la cantidad, fomentar la variedad de frutas y verduras y restringir al máximo los alimentos ultraprocesados constituye una parte fundamental en el cuidado de la salud. Por este motivo, organismos internacionales como la OMS o la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), o nacionales como EROSKI, han promovido sistemas de etiquetado frontal. Un estudio publicado en la revista Nutrients, que evalúa la efectividad de los sistemas en 12 países, señaló a Nutri-Score como “el más efi ciente para discriminar la calidad nutricional de los alimentos”. El estudio destaca, además, la eficacia de este etiquetado, demostrada en poblaciones con necesidades alimentarias específicas, como pacientes con diabetes u obesidad.

INICIATIVA CIUDADANA.

Nutri-Score no solo aporta ventajas a los ciudadanos, a quienes ayuda a llenar el carro de la compra de manera saludable, sino también a los fabricantes, animándoles a mejorar la calidad de sus productos. Pero estas virtudes encuentran su principal escollo en la normativa europea, que impide la obligatoriedad de la instauración del Nutri-Score en los productos. Por este motivo, asociaciones de consumidores de España, Francia, Bélgica, Alemania, Holanda, Polonia y Grecia han lanzado la iniciativa ciudadana europea Pro Nutri-Score, que busca el millón de firmas necesario para que su petición llegue a la mesa de la Comisión Europea. Esta iniciativa se puede apoyar en la página web pronutriscore.org. Por su parte, en España, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social prepara mecanismos legales para fomentar la implantación de Nutri-Score en nuestro país, a la vez que estudia correcciones específicas para el aceite de oliva. Aunque hay distribuidores como EROSKI que apuestan por su implantación, parte de la industria alimentaria tiene sus reservas en torno a estos sistemas de etiquetado. Además, en los últimos meses, han circulado en las webs y redes sociales numerosas informaciones falsas que intentan desacreditar este logotipo. Respondemos a las críticas más extendidas sobre las valoraciones de Nutri-Score.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto