Limpian y protegen, pero de forma desigual