La principal diferencia, el precio