Flanes envasados: las mismas calorías que un yogur pero con más aditivos