Son seguras y consumen poco, pero todas suspenden en información al consumidor