Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Viajes > Ideas y consejos

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

: Las caras no son mejores

Se han analizado 8 maletas de viaje trolley, o tipo ejecutivo, de pequeño tamaño, con ruedas y tirador para una mayor comodidad de desplazamiento y con una capacidad de entre 23 y 30 litros. Los precios oscilaban entre las 7.000 pesetas de Kelkos y Zanni y las 4.000 pesetas de Valisa. El laboratorio realizó diversas pruebas para contrastar la calidad y durabilidad: por un lado, la resistencia de ruedas, asas y cerradura, y, por otro, la resistencia a la perforación, a las caídas, al desteñido y a la lluvia. Además, se comprobó el tipo de cierre (con o sin candado), de tirador (integrado y/o regulable), la existencia y cantidad de bolsillos y el acabado de los materiales.

La principal conclusión es que sólo dos, Gabol y Zanni superaron el examen en su totalidad. El resto fallaron en las pruebas de resistencia. De todos modos, los resultados pueden considerarse aceptables para este producto, ya que en todas las muestras el sistema de rodaje (salvo en John Travel), la solidez del tejido, la resistencia de cerradura y asas fueron satisfactorios. La deficiencia más común -fallaron cinco de las ocho maletas- fue la de resistencia a las caidas (una prueba exigente, todo hay que decirlo) en las que se produjeron algunas roturas: entre otras, del tirador, del soporte de la rueda y del protector lateral. También se comprobó que los sistemas de cierre apenas aportan seguridad al usuario, ya que se abren fácilmente. Otro ámbito de mejora es el etiquetado: tres de las ocho maletas no informan de qué material están fabricadas, con lo que incumplen la normativa vigente para estos productos. La mejor es Zanni (una de las dos más caras, 7.000 pesetas), pero la mejor relación calidad-precio corresponde a Gabol (buena calidad y la segunda más barata, 4.300 pesetas).

Peso y capacidad

El peso de estas maletas de viaje varió entre los 3,2 kilos de la más ligera (Gabol) hasta los 4,1 kilos de la más pesada (Zanni). Una diferencia poco relevante, tratándose de maletas que se transportan sobre ruedas. Entre las más livianas figuran también John Travel y Yensal, mientras que Valisa y Rodelle superan los 3,8 kilos. En cuanto a capacidad, las mayores son Valisa y Kelkos, con 30 litros, seguidas de Zanni y Gabol (28 litros). En una posición intermedia se sitúa John Travel, con 26 litros. Las de menor capacidad son Rodelle, CD y Yensal, las tres con menos de 25 litros.

Las ruedas y el sistema de tiro

Para mayor comodidad del usuario, conviene que el sistema de tiro de estas maletas esté integrado en su estructura. Sólo Yensal, John Travel y Rodelle no tienen el tirador integrado. En Kelkos y Gabol, el tirador es, además, regulable, lo que incide positivamente en su ergonomía de uso. Pero en Yensal el mecanismo que regulaba el tirador no funcionaba correctamente, al no fijar sus posiciones.

Para medir la resistencia de las ruedas se cargó cada maleta con un peso superior al que transportan en condiciones normales de uso (unos 10 kilos) y se recorrió con ellas una distancia de de 250 metros sobre una superficie irregular. Posteriormente, se comprobó si se producía rotura o desgaste irregular de las ruedas o si había desprendimientos del eje. La solidez de las ruedas y la propia rodadura fueron correctas, salvo en la maleta John Travel: no se produjeron roturas, pero la superficie de contacto de las ruedas no quedó uniforme tras la prueba, ya que sólo contactaba con el suelo la parte interior de las ruedas. Para evaluar la resistencia de las asas para transporte vertical y horizontal (en las muestras que tenían este tipo de asa) se sometió a las asas a una carga estática de 10 kilos durante 6 horas. Todas las maletas consiguieron un buen resultado, de lo que cabe concluir que las asas son resistentes. Asimismo, se comprobó la resistencia al uso de cada cerradura mediante un ensayo de fatiga. Todas superaron la prueba.

Resistencia al desteñido y a la lluvia

Se comprobó la resistencia al desteñido de los tejidos interior y exterior con agua, alcohol y acetona. Rodelle y Valisa sufrieron un ligero desteñido en el tejido interior cuando se las impregnó de alcohol y acetona. El tejido exterior se comportó correctamente en todos los casos. Las otras seis maletas no presentaron problemas en este ensayo. Por otra parte, se sometieron las ocho maletas a un arco de lluvia (3.5 bares de presión) durante 30 minutos. Se trata de una prueba demasiado exigente para un producto tan convencional como este, pero muy útil para comparar el comportamiento de cada maleta ante la lluvia. Sólo Rodelle y Valisa aguantaron media hora sin que el agua penetrara en su interior. En las maletas Kelkos y Zanni el agua entró cuando habían transcurrido 15 minutos de irrigación. Las de Yensal, CD y Gabol aguantaron 10 minutos y Jhon Travel, la peor en esta prueba, sólo soportó 5 minutos sin mojarse por dentro.

Falta información en las etiquetas

El etiquetado de estos productos está regulado por el RD 1468/1988 de productos industriales destinados a la venta directa a los consumidores y usuarios y por la Orden de 15 de febrero de 1990 que regula el etiquetado informativo de marroquinería y artículos de viaje. La información que deben ofrecer estas maletas es su composición y la identificación del fabricante o importador. La norma dice que serán obligatorias las instrucciones de uso y mantenimiento si resultan necesarias para un uso correcto y seguro del producto. No parece que este sea el caso, por resultar estas maletas bastante elementales en su utilización. Lo importante es que CD, Rodelle, y Zanni no informan de la composición de los materiales con los que se fabricó la maleta. El resto indicaban toda la información requerida.

Elementos y acabados hablan de la calidad

Las cerraduras son del tipo ¿candado con llave¿ que en seis maletas se comprobó eran de muy fácil apertura, ya que se podían abrir con un alambre o con las llaves de otras maletas. La excepción la constituyen Zanni y Kelkos, que exigen el conocimiento de una combinación para la apertura, en el primer caso de la cerradura y en el segundo, del candado. Estos dos modelos son los únicos con un cierre que aporta un mínimo de seguridad para el usuario de la maleta. Por otro lado, todas cuentan con bolsillos exteriores. La mayoría tienen uno o dos. Las más generosas, con seis bolsillos, son Rodelle (cuatro en la parte frontal y dos en la lateral) y CD, con cuatro laterales, uno frontal y otro posterior, estos dos últimos con cremallera. En cuanto a las patas para el apoyo horizontal de las maletas, CD, Rodelle y Valisa son las únicas que no las poseen, aunque Valisa presenta en su zona lateral unos pequeños refuerzos de goma. CD, po su parte, no está diseñada para ser transportada en sentido horizontal ya que no dispone de asa en esa posición. Rodelle sí tiene asa para llevar la maleta horizontalmente. Todas, por otra parte, presentan un revestimento de tela, gomas elásticas para la sujeción del género a transportar y algún bolsillo interior. Yensal, Kelkos, Rodelle y Gabol tenían un acolchado o plancha semirígida para proteger al contenido de las presiones de las barras de tiro. La valoración del acabado es buena en estas cuatro muestras, siendo sólo regular en Valisa, porque que sólo cuenta con revestimiento textil en el fondo encontrándose en los laterales el plástico al descubierto. En las otras tres maletas, el acabado puede considerarse aceptable.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones