Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Servicios y Hogar

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizado el precio del agua en 14 ciudades : En Barcelona y Murcia cuesta el doble que en otras siete capitales

La calidad del suministro de agua potable y la capacidad de servicio de los embalses dependen de muchos condicionantes, que influyen también en el modelo de gestión de este recurso natural: frecuencia e intensidad de las lluvias, características geológicas de la tierra, localización y otras peculiaridades (demográficas, orográficas, económico-sociales y culturales) de los núcleos de población a abastecer.

Sin soslayar la coyuntura tan compleja que rodea a todo lo relacionado con el líquido elemento y a su transporte hasta nuestras casas, CONSUMER ha calculado lo que deberán pagar este año por el consumo de agua doméstica los habitantes de 14 ciudades peninsulares: Alicante, Barcelona, Bilbao, Burgos, Castellón, Logroño, Madrid, Málaga, Murcia, Pamplona, Santander, San Sebastián, Vitoria y Valencia.

La principal conclusión del estudio es que el precio del agua de grifo varía enormemente de unas capitales a otras. Tanto es así que el dinero a pagar (media aritmética de cuatro supuestos de consumo doméstico distintos, pero muy comunes) por una familia de Barcelona por el agua de grifo ronda las 41.000 pesetas al año, frente a las 15.000 pesetas que debería desembolsar una misma familia con idéntico consumo de agua en Vitoria. Estas abismales diferencias ha de valorarlas el usuario siempre en términos relativos, ya que cada ciudad aborda el servicio de agua con una perspectiva particular, más o menos ambiciosa (por ejemplo, en el saneamiento), y debe hacer frente a costes y dificultades bien distintos. En fin que cada urbe parte de una realidad específica que poco o nada tiene que ver con la de las demás ciudades. Pero, de todos modos, resulta espectacular la diferencia en el precio que rige para el agua en unas y otras ciudades, teniendo en cuenta que, salvo contados casos, todas incluyen en la factura por el servicio de agua los mismos conceptos: el propio agua, el tratamiento de aguas residuales, el saneamiento, el alcantarillado, el alquiler de contadores, …

Continuando con las cifras, además de Barcelona, las ciudades más caras (cobran por encima de las 30.000 pesetas de media al año) son Murcia y Valencia. Ya en un término medio, entre 29.000 y 19.000 pesetas, se sitúan -de más a menos caras- Bilbao, Alicante, Málaga, Madrid, Castellón y Pamplona. Y, por último, destacan por sus precios económicos -menores a 19.000 pesetas al año, de media- San Sebastián, Santander, Burgos, Logroño y la capital alavesa.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 5]
  • Ir a la página siguiente Otras conclusiones »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones