Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud y psicología > Problemas de salud

: Un tratamiento para cada conjuntivitis

Picor, escozor, quemazón, lagrimeo, ojos enrojecidos y fotofobia son algunas de las señales inequívocas de sufrir conjuntivitis

Un tratamiento para cada conjuntivitis

El tratamiento es tópico, salvo en contadas ocasiones, por lo que la medicación se aplica a través de colirios o gotas, geles oftálmicos, ungüentos y cremas. Rara vez se hace a través de medicamentos orales o sistémicos, ya que solo se utilizan en casos extremos, como las quemaduras.

Las conjuntivitis bacterianas se tratan con antibióticos, que se administran por medio de colirios tres veces al día, cada ocho horas, y durante diez días, si el ojo afectado está inflamado. No obstante, esta pauta no es estricta y puede variar en cada persona. En la actualidad hay disponible un amplio arsenal terapéutico de antibióticos para tratar y curar la mayoría de estas afecciones. Cuando no responden a la antibioticoterapia pautada, se puede realizar un cultivo para aislar el agente bacteriano causal y llevar a cabo después un tratamiento más específico. Pero esto sólo ocurre en una minoría de casos.

El tratamiento es tópico y se
aplica a través de colirios o geles
oftalmológicos

A menudo basta una buena exploración clínica para diferenciar si la infección es por bacterias o por virus. Estas últimas no disponen de medicamentos efectivos y específicos para tratarlas. No obstante, la reciente comercialización de un antivírico, el ganciclovir (Virgan®), que es casi la única innovación terapéutica que se ha producido en los últimos cuatro añoss tiene cierto efecto en algunas conjuntivitis víricas, aunque otras habrían mejorado igual sin él. En general, estas afecciones víricas no se tratan, sino que las cura el propio organismo al fabricar anticuerpos contra el virus. Cuando las conjuntivitis son de tipo irritativo, hay que aplicar compresas frías sobre los párpados y evitar el agente que causa la irritación. Si a las 24 o 48 horas no ha desaparecido, se debe acudir al médico, ya que puede tratarse de un cuadro infeccioso. Por último, si la afección es de origen alérgico se tratan con gotas antialérgicas o con antihistamínicos.

Máxima higiene, paso a paso

Los ojos afectados con conjuntivitis deben ser objeto de una cuidadosa higiene diaria. Cuando los ojos amanecen pegados por las legañas, se deben lavar de manera preferente con suero fisiológico, porque es estéril, aunque también se les puede aplicar manzanilla. Para retirar las secreciones acumuladas, se recomienda utilizar gasas estériles y usar una para cada ojo, sobre todo en los casos en que la conjuntivitis sólo haya afectado a un ojo, con el objetivo de no contaminar el otro. Es importante recordar que el lavado de los ojos no se debe realizar a cada momento porque la piel de los párpados se puede macerar por un exceso de lavado. Por lo tanto, es aconsejable efectuar estos lavados oculares tres veces al día y antes de cada aplicación de colirio.

Consejos para prevenir y tratar la conjuntivitis:

  1. Para evitar la irritación ocular en piscinas, proteger los ojos con gafas, sobre todo en el caso de niños propensos a las conjuntivitis.
  2. Colocar compresas frías sobre los párpados.
  3. Si la conjuntivitis es irritativa, mejora a las 24 o 48 horas. En el caso contrario, se debe acudir al médico.
  4. Para prevenir las conjuntivitis alérgicas, se debe evitar el contacto con el alérgeno e, incluso, utilizar fármacos.
  5. Con el fin de evitar las conjuntivitis infecciosas, hay que lavarse las manos con frecuencia y no tocarse ni frotarse los ojos sin habérselas lavado antes.
  6. No compartir toallas ni pañuelos, sobre todo si se han utilizado para secarse las lágrimas.
  7. Cambiar las almohadas a menudo, sobre todo si por la noche se ha producido cierto lagrimeo.
  8. No tumbarse sobre la almohada de otra persona con conjuntivitis sin cambiar antes la funda.
  9. Si se ha padecido conjuntivitis relacionada y se llevan lentes de contacto, hay que mantener una higiene máxima de los ojos y de las lentes, así como de su manipulación, que debe ser lo más escrupulosa posible.

Fuente: Josep Villanueva, oftalmólogo responsable del Servicio de Urgencias del Centro de Oftalmología Barraquer, de Barcelona, y Víctor Charoenrook de la Fuente, del mismo centro.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones