Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Seguridad y etiquetado de 40 juguetes de diversos tipos: Uno de cada cinco incumple la norma de seguridad y la mayoría ofrece un etiquetado incorrecto o mejorable

De los 40 juguetes analizados sólo cinco superan todas las pruebas e informan adecuadamente del rango de edad idóneo para usarlos

 Los juguetes alimentan la imaginación de niñas y niños, les enseñan a pensar y son vitales para su desarrollo. Puzzles, peluches, muñecos, coches teledirigidos, disfraces... la oferta es muy amplia y la normativa que regula la seguridad de estos productos, particularmente severa. La razón es evidente: los niños son muy vulnerables y pueden en cualquier momento hacer un uso inadecuado o no previsto del juguete.

Tras analizar en el laboratorio 40 juguetes de características diferentes y destinados a bebés y niños de hasta 14 años, se ha comprobado que ocho, es decir, uno de cada cinco, incumplen la normativa de seguridad que les es de aplicación. Se trata de los muñecos Pepo Píntame, Boxing King y Nenuco Mocosete, el Juguete Creativo con imanes y pegatinas Barbie, el Maletín de Pintura Mickey Mouse, el helicóptero teledirigido Giro Marketing & Sales, el Discman con micrófonos Imaginarium y el gorro de payaso Widmann. Tanto los fabricantes como la Administración competente en materia de consumo fueron informados de estos incumplimientos para que pudieran tomar las medidas oportunas.

Diseño y construcción: ni piezas pequeñas, ni puntas peligrosas

Pepo Píntame es un perro azul con bolso amarillo sobre el que se puede pintar con un bolígrafo especial lleno de agua (la tela cambia de color cuando está húmeda). El muñeco soportó las pruebas de tracción en diversos puntos, pero cuando se hizo lo propio en el bolso se rompió, dando lugar a piezas pequeñas que se pueden tragar o aspirar. Como es un juguete para menores de 3 años entra dentro de un uso convencional que los niños y niñas tiren de él y puedan romperlo. Por otra parte, al aplicar sobre el Helicóptero Teledirigido Giro Marketing & Sales una fuerza de 48 newtons quedó al descubierto el eje de la hélice, una punta que puede entrañar peligro. La norma exige que soporte una tracción de 60 newtons.

De los 40 juguetes, dos incluyen imanes pero sólo el juego de mesa Picadotty lo hace de forma segura (el tamaño de los imanes impide que puedan ser tragados). El Juguete Creativo con imanes y pegatinas Barbie de Clementoni incluye imanes pequeños que pueden ser ingeridos por los niños. Aunque no está prohibido, lo hace sin advertir en su etiquetado de esta circunstancia, cuando la norma sí le obliga a informar del peligro de lesiones internas que acarrea tragar estos objetos.

Ftalatos: un tóxico prohibido pero todavía utilizado

El análisis de tóxicos en los 20 juguetes que se consideró podrían contenerlos, reveló la existencia de ftalatos en dos muestras: la funda de plástico que sirve de estuche a las 56 pinturas Mickey Mouse Club House, de Poessa, y la figura articulada Boxing King, de Color Baby.

Los ftalatos, compuestos químicos que aumentan la flexibilidad de los plásticos, son tóxicos (pueden causar comportamientos hormonales anormales e infertilidad) y es por ello que la normativa limita de modo muy severo su uso en artículos de puericultura y juguetes: permite sólo hasta el 0,1% de ftalatos. El estuche de las pinturas Mickey Mouse (7,9% de ftalatos) y la figura Boxing King (3,4%), son los únicos juguetes comparados que superan el límite de ftalatos. Ninguno de los dos fabricantes contempla como uso previsto de estos juguetes que los menores los chupen o muerdan, pero tampoco se puede descartar que los niños más pequeños lo hagan.

La Administración fue informada de los incumplimientos de seguridad para que pudiera tomar las medidas oportunas

Los técnicos de laboratorio provocaron cortocircuitos en los 12 juguetes eléctricos que conformaban este comparativo. En el discman con micrófonos de color azul y botones amarillos Duo Mic Imaginarium y Nenuco Mocosete de Famosa, las pilas se calentaron por encima de los 45ºC permitidos por la norma. Parece poco probable que el uso del juguete por el niño o niña pueda causar este cortocircuito, pero la norma es taxativa al respecto.

Las pruebas de inflamabilidad, realizadas en los 14 juguetes en que procedía, revelaron fallos en el gorro de payaso Widmann. Se aplicó una llama durante cinco segundos a la borla de lana del gorro y se comprobó que tardaba cuatro segundos en apagarse (la norma exige que sean menos de dos segundos). Además, la llama recorría más de 70 mm antes de apagarse, cuando este recorrido debe ser menor. En el tejido del gorro, la llama se propaga a 24 mm/segundo (no se admite más de 10 mm/segundo).

Problemas con el etiquetado

Tres de cada cuatro indicaciones de edad, aun siendo correctas, se consideraron mejorables porque si bien indican desde qué edad se puede usar el juguete, no establecen una edad máxima recomendada. Son menos, siete de los 40 analizados, los que no ofrecen indicación de edad alguna; y sólo dos recomiendan una edad que se ha considerado inadecuada: la cometa con forma de avión Imaginarium dice estar indicada para niños de 3 a 8 años pero los pedagogos que asesoran a esta revista juzgaron necesarios 6 años para hacer uso real de esta cometa y no limitarse a desempeñar el papel de mero espectador. El peluche de Barrio Sésamo dice ser adecuado para recién nacidos, pero según los expertos el bebé debe tener al menos 9 meses para disfrutar del peluche.

El incumplimiento más grave se vio en el Juguete Creativo con imanes Barbie, que carece de advertencias de seguridad obligatorias. Además, la dirección del fabricante o importador era incorrecta en las etiquetas de la alfombra de espuma puzzle "A Salvo", el gorro con peluca Widmann, el cochecito de bebé Graco, el maletín de pinturas Mickey Mouse y las marionetas de Blancanieves. El peluche de Barrio Sésamo no indica que se deben retirar todos los engarces antes de dárselo al niño.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto