Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Solidaridad > Proyectos y campañas

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizada la accesibilidad de un recorrido por la ciudad, viaje en autobús urbano y visita a un centro deportivo municipal en 18 capitales del país : Una de cada tres ciudades aún conserva barreras arquitectónicas para ser accesible

Las mayores deficiencias para una persona en silla de ruedas se hallaron callejeando y en los centros deportivos municipales con piscina

La cara B de cada ciudad

  • A Coruña: Recorrido por la ciudad: Regular. Se produjeron situaciones de peligro por la falta de acondicionamiento y el tráfico de una de las zonas. Esto obligó a la persona con movilidad reducida y su acompañante a cambiar de recorrido por el riesgo que suponían.
  • Alicante: Recorrido por la ciudad: Aceptable. Se comprobó que el pavimento no era del todo estable (había muchas baldosas rotas y las alcantarillas sobresalían) y en algunas zonas era resbaladizo. Asimismo, algunos bordillos no están rebajados por lo que la persona con movilidad reducida se vió obligada a ir por la calzada unos 20 metros.
  • Barcelona: Centro deportivo municipal: Bien. En el interior de los ascensores del centro, la silla de ruedas no podía maniobrar con facilidad. En la piscina, no había escaleras de acceso adaptadas, ni rampas a la zona de menor profundidad, ni tampoco plataformas elevadoras que funcionasen bajo el agua.
  • Bilbao: Centro deportivo municipal con piscina: No es posible acceder. El acceso al centro tenía un escalón de 20 centímetros sin rampas o ascensores que lo salvasen. Una vez dentro, había que bajar unas ocho escaleras hasta el punto de información. Además, el mostrador de recepción no tenía una altura adecuada que permitiese a la persona en silla de ruedas aproximarse. No se pudo continuar la visita y en información sugirieron ir a otro polideportivo remodelado. recientemente.
  • Cádiz: Recorrido por la ciudad: Regular. En el trayecto, las aceras eran estrechas en algunas zonas y se encontraron algunos obstáculos: papeleras, bancos, macetas, rejillas de ventilación, sumideros o alcantarillas y sillas y mesas de los bares. Además, los bordillos tenían una altura superior a 14 centímetros y algunos no estaban rebajados.
  • Córdoba: Autobús urbano: Aceptable. La rampa para subir al autobús era muy elevada y ya en el interior, se comprobó que la máquina expendedora se encontraba al otro lado del vehículo. Además, el conductor no se mostró muy colaborador.
  • Granada: Recorrido por la ciudad: Aceptable. El pavimento era irregular y resbaladizo en algunas zonas. Aunque los bordillos estaban rebajados, había uan diferencia de unos dos centímetros entre la calzada y la acera que complicaba el paseo. Además, los pasos de peatones eran algo estrechos (el mínimo son 1,80 metros) en algunas zonas y las rejillas de ventilación, sumideros o alcantarillas suponían un obstáculo.
  • Madrid: La accesibilidad para las personas en sillas de rueRecorrido por la ciudad: Bien. Los bordillos no están rebajados en algunas zonas, lo que ha obligado a dar un rodeo. Además, las rejillas de ventilación y las sillas y mesas de los bares supusieron un obstáculo durante el recorrido. Los adoquines también fueron un estorbo porque provocaban que las ruedas de la silla se trabasen, corriendo el riesgo de caer al suelo.
  • Málaga: El acceso se hizo con mucha dificultad a través de una puerta giratoria muy estrecha. Aunque en recepción ofrecieron alguna información, no permitieron la entrada.
  • Murcia: Recorrido por la ciudad: Aceptable. Algunas zonas de la acera no tenían una anchura de paso libre de obstáculos igual o mayor a 120 centímetros (vehículos y sillas y mesas de los bares impedían el paso). Se encontraron escaleras salvadas por rampas, pero no tenían una anchura mínima de 120 centímetros ni había suficiente espacio para maniobrar.
  • Oviedo: Centro deportivo municipal con piscina: Regular. El mostrador no tenía la altura adecuada (máximo 80 centímetros). Solo se puede acceder a una de las piscinas mediante escaleras (no hay rampas ni ascensores). En las piscinas, no hay escaleras de acceso adaptadas, ni rampas de acceso a la zona de menor profundidad, ni tampoco grúas, elevadores o plataformas elevadoras que funcionen bajo el agua.
  • Pamplona: Centro deportivo municipal con piscina: Bien. En la piscina, faltan escaleras de acceso adaptadas, rampas de acceso a la zona de menor profundidad y plataformas elevadoras que funcionan bajo el agua.
  • San Sebastián: Recorrido por la ciudad: Muy Bien. Algunos bordillos no están bien rebajados y causan alguna dificultad para superarlos con la silla.
  • Sevilla: Centro deportivo municipal con piscina: No permiten el acceso. El acceso era difícil porque aunque había una rampa para salvar el desnivel de la entrada, era muy empinada. En recepción, el mostrador tenía una altura mayor de 80 centímetros. El resto de aspectos no se pudieron comprobar porque no permitieron el acceso al centro.
  • Valencia: Recorrido por la ciudad: Bien. En algunas zonas, los bordillos no estaban bien rebajados porque había un escalón y los pasos de peatones estaban desgastados. En ocasiones, los contenedores suponían un obstáculo en el recorrido.
  • Valladolid: Centro deportivo municipal con piscina: Aceptable. El mostrador de recepción tenía una altura adecuada pero no contaba con un hueco en la parte inferior para que el usuario en silla de ruedas pudiese aproximarse. En la piscina, no se vieron escaleras de acceso adaptadas ni tampoco rampas de acceso a la zona de menor profundidad.
  • Vitoria: Recorrido por la ciudad: Aceptable. En algunas zonas había socavones, baldosas rotas y alcantarillas abolladas. Además, la acera en otras partes del recorrido no tenía una anchura de paso libre de obstáculos igual o mayor a 120 centímetros y hubo que realizar maniobras. También se encontraron obstáculos: macetas, adornos de comercios y mesas de bares.
  • Zaragoza: Autobús urbano: Aceptable. La máquina canceladora se encontraba lejos para que una persona en silla de ruedas pudiera validar el billete. El conductor no esperó y arrancó el autobús antes de que la persona en silla de ruedas estuviera completamente ubicada y bien fijada.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones