La prevención, asignatura pendiente todavía