Aprovechar al máximo las reducciones y las deducciones, la baza del contribuyente