Son nutritivos, pero deben consumirse con moderación