Persisten las dudas y aumentan las quejas