Pagar una renta o un crédito, o la duda entre alojarse y poseer