Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Vivienda > Comunidades de vecinos, seguros y legislación

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Seguros multirriesgo del hogar : La clave está en saber qué se contrata

Precios según cobertura

Además del valor del bien asegurado, son varios los criterios que se valoran para determinar el importe de la prima de una póliza multirriesgo. Los metros cuadrados de la vivienda, su ubicación -casco urbano, urbanización o zona deshabitada-, el año de construcción, el tipo -lujo, normal-, la altura del piso o las medidas de seguridad del mismo -puerta blindada, caja fuerte-, cuentan, y mucho, a la hora de establecer el coste del seguro.

Ante un mismo supuesto, las aseguradoras establecen primas bien distintas. Para una vivienda de 90 metros cuadrados y con 10 años de antigüedad, las primas oscilan entre los 154 euros anuales que establece Vitalicio Seguros y los 213,18 euros de Aegón. Si el piso tiene 60 metros cuadrados el coste de la póliza baja hasta los 102,00 euros de Pelayo. La antigüedad del edificio es un agravante en la mayoría de los casos. Sólo Aegón y Ocaso Hogar mantienen los precios independientemente de los años que tenga la vivienda. Mapfre es la única compañía que no sólo no grava la antigüedad, sino que establece primas más bajas cuando la edificación es antigua.

No obstante, es difícil establecer un ranking de pólizas según su precio sin estimar y valorar las coberturas de cada seguro. Las pólizas de Fénix Hogar, Allianz y Aegón ofrecen las indemnizaciones más altas, unos 1.800 euros, en caso de recomposición estética., mientras que Génesis establece un límite de 1.202,02 euros por dejar la casa con el mismo aspecto que tenía entes del siniestro.

Y es que no todas las aseguradoras cubren los mismos riesgos en las pólizas multihogar. Los riesgos básicos cubren el 100% del capital asegurado. A los riesgos complementarios se les aplican otros porcentajes o cantidades fijas, según la cuota que se desee pagar. La inhabitabilidad de la vivienda, la pérdida de alquileres, los daños producidos por la electricidad o la rotura de loza sanitaria o elementos vitrocerámicos, la rotura de vidrios, la podredumbre de alimentos en frigoríficos o la inhabitabilidad y pérdida de alquileres, marcan la diferencia entre pólizas y precios.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones