Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 160 establecimientos de tatuajes y perforaciones corporales (piercing) en 18 capitales: Los tatuajes y 'piercing' se siguen realizando sin la información imprescindible

Las condiciones higiénicas y de limpieza han mejorado, aunque aún están lejos de ser las deseables

 El tatuaje y la perforación corporal (piercing) están muy vinculados a las modas y tendencias urbanas. Pero no son en absoluto asuntos banales. Precisan una intervención invasiva que exige una información exhaustiva y el cumplimiento riguroso de estrictas medidas higiénicas, sanitarias y de limpieza. El objetivo no es otro que evitar que una mala praxis o una decisión precipitada generen efectos perniciosos. Sin embargo, y a tenor de la investigación que CONSUMER EROSKI ha realizado en 160 centros dedicados a esta actividad (uno de cada diez de los que hay en nuestro país) en 18 capitales, la palabra "información" no está tatuada en la mente de la mayoría de quienes se dedican a perforar la piel para pigmentarla o para adornarla con piezas metálicas.

Así, pese a que estas intervenciones implican romper una de las barreras protectoras del organismo, que es la piel, en el 72% de los casos los dependientes ni siquiera preguntaron a los clientes si sufrían alergias o u otro tipo de enfermedades. No obstante, la limpieza e higiene ha obtenido una buena valoración y ha mejorado frente a un estudio similar realizado por esta revista en 2004, si bien está lejos aún de lo deseable. Este elemento es crucial en una labor en la que el riesgo de contagio o infecciones por un trabajo deficiente es alto. De hecho, el uso de estos adornos corporales está desaconsejado desde un punto de vista médico y sanitario.

Los establecimientos elegidos, 136 dedicados en exclusiva a estas prácticas y 24 centros con otras actividades de estética y belleza, se visitaron en A Coruña, Alicante, Almería, Barcelona, Bilbao, Córdoba, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza. Para recopilar la información necesaria, los técnicos de

CONSUMER EROSKI se personaron en cada uno de los centros haciéndose pasar por clientes interesados en un tatuaje (siempre el mismo: una pequeña letra china en blanco y negro) y en el piercing más económico de acero quirúrgico. El dinero que hay que desembolsar en ambos casos varía de forma notable entre las distintas capitales e incluso entre los centros de una misma ciudad. No obstante, el precio medio del piercing solicitado asciende a 30 euros, y el del tatuaje, a 61 euros.

En el desarrollo del cuestionario que cumplimentaron los técnicos se contó con las aportaciones de médicos dermatólogos y se partió tanto de la normativa que algunas comunidades autónomas (Andalucía, Galicia, Navarra, Cataluña, Valencia, Extremadura, Madrid y Murcia) aplican a estos establecimientos como del exigente código de buenas prácticas de la Asociación Nacional de Maestros Tatuadores y de Piercing.

En líneas generales los establecimientos analizados suspenden el examen de CONSUMER EROSKI con una nota de 'regular'. Tan sólo pasan la prueba los centros visitados seis ciudades: Granada y Valencia con un 'bien'; y Bilbao, Córdoba, San Sebastián y Valladolid con un mediocre 'aceptable'. Las peores valoraciones fueron para los locales analizados en Alicante, Barcelona y Zaragoza (todas con un 'mal') y para A Coruña, Almería, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, Sevilla y Vitoria (todas con un 'regular').

Recomendaciones para antes y después de una perforación corporal (piercing) o un tatuaje

Antes: No deben hacerse 'piercings' o tatuajes si...

  1. No se ha meditado bien la decisión. Los tatuajes son muy difíciles de eliminar.
  2. En ese momento, se padece alguna enfermedad o infección, ya que las defensas del cuerpo están reducidas.
  3. Se sufre una enfermedad en la piel como por ejemplo una dermatitis, acné o psoriasis.
  4. Se utilizan anticoagulantes, o la persona padece alteraciones sanguíneas o enfermedades cardiacas congénitas.
  5. Se es donante de sangre. Tras un tatuaje o una perforación, no se puede donar sangre hasta que haya transcurrido un año.
  6. Si se usa algún medicamento, se debe consultar al médico con antelación.

Si vamos a tatuarnos o a colocarnos un 'piercing'...

  1.  Acudamos a un establecimiento que garantice unas correctas condiciones de higiene y que esté registrado en la Consejería de Sanidad y Consumo. Además, los tatuadores o perforadores deben haber realizado un curso de formación.
  2. Una vez allí, deben entregarnos una hoja de consentimiento informado.
  3. Si somos menores de edad, debemos contar con un consentimiento autorizado por padres o tutores.
  4. La persona que realice el piercing o tatuaje debe limpiar y desinfectar nuestra piel antes de trabajar. Además, deben cumplir con las siguientes normas de higiene:
    • Lavarse las manos antes y después de la práctica.
    • Utilizar guantes estériles y de un solo uso.
    • Utilizar ropa y calzado limpio y de uso exclusivo.
    • No fumar, comer o beber mientras realizan el trabajo.
    • Cubrirse los cortes, heridas, quemaduras u otras lesiones.
    • Hay que evitar las zonas donde se tengan lunares, verrugas, pecas, manchas, quemaduras o cualquier otra lesión de la piel.
    • Pidamos factura: será útil en caso de reclamación.
    • Acudamos al médico si después de realizar el piercing o tatuaje aparece cualquiera de los siguientes síntomas: fiebre, enrojecimiento y/o inflamación, dolor o molestias en la zona de la intervención.
 

Después: 'Piercing'

  1. Lavémonos siempre las manos antes de tocarlo.
  2. Limpiemos y movamos el piercing dos veces al día.
  3. No debemos maquillarnos en la zona donde esté colocado.
  4. No nos bañemos en la piscina ni en el mar hasta que haya cicatrizado por completo.
  5. Si lo hemos colocado en la lengua o labios hay que evitar el alcohol, comer chicle y tomar comidas picantes. Limpiémoslo después de comer, beber o fumar.

Tatuaje

  1.  Lavémoslo con un jabón antibacteriano líquido dos veces al día, usando sólo la mano.
  2. Una vez quitada la venda, no hay que volver a vendarlo.
  3. Si sale costra, no hay que quitársela ni rascarse.
  4. No hay que tomar el sol ni bañarse en el mar o la piscina hasta que haya cicatrizado por completo.
  5. Es conveniente utilizar ropa suave y que no apriete.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto