Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizada la calidad de 100 campings en 18 provincias españolas : Uno de cada tres campings visitados suspende por deficiencias en accesibilidad y seguridad

Las carencias son también más que llamativas en los equipamientos y servicios que ofrecen

¿Médico? No, solo botiquín

/imgs/20110701/tema5.jpg
Ante cualquier problema de salud nadie duda en acudir a un centro de salud, pero si el alojamiento donde nos encontramos dispone de servicio médico, mucho mejor. Una buena asistencia médica dice mucho de la instalación donde estemos acampados, algo que no se cumple en dos instalaciones (ambas de 3ª categoría) que, por no tener, no tienen ni un sencillo botiquín. Del resto, solo ocho de ellos ofrecen un servicio médico (la mitad son de 1ª categoría y la otra mitad de 2ª), 15 cuentan con una enfermería totalmente acondicionada y 30 ofrecen una sala para realizar curas de emergencia. Lo más llamativo es que la mayoría de instalaciones (89) dispone únicamente de un botiquín de primeros auxilios. Curiosamente, la mejor dotación sanitaria se localizó en campings de 2ª categoría.

La mayoría de campings solo
dispone de un botiquín
de primeros de auxilios

En cuanto a la seguridad de estas instalaciones, lo primero que uno piensa es que el camping no esté situado en zonas, como cauces de ríos, que puedan ser peligrosos para los campistas, algo que se cumple en todos los casos en las localizaciones estudiadas. Pero la seguridad también la brindan el interior del camping y otras herramientas dispuestas para garantizar la tranquilidad de los usuarios. En este sentido, el 88% disponen de un plan de emergencia, otro 6% ha pensado en ello alguna vez pero no lo ha materializado por escrito y otro 6% ni siquiera cuenta con ello. Estos últimos consideran que “no es necesario”. De las instalaciones que sí disponen de este plan de emergencia, más de tres de cada cuatro aseguran que revisa ese proyecto de seguridad cada año, un 18% prefiere hacerlo al principio de la temporada y un 3% considera que es suficiente cada dos años. De nada serviría contar con ese plan de emergencia, si el personal que trabaja en el camping no está instruido en materia de prevención y seguridad en caso de accidente. En este caso, los resultados son optimistas, ya que los trabajadores de prácticamente todos los campings (menos cuatro de 2ª categoría) aseguran saber qué hacer en caso de peligro para los campistas. Sin embargo, en el último año apenas uno de cada cuatro realizó un simulacro de emergencia (14 de ellos eran de 2ª categoría, 9 de 1ª categoría y uno más de 3ª) y ninguno de los analizados en Córdoba, Guipúzcoa, Sevilla, Vizcaya y Zaragoza.

Durante la visita, los colaboradores observaron cómo apenas en un 3% de los campings (dos de A Coruña y uno de Murcia) analizados no se dispone de ningún sistema de seguridad: ni vigilantes ni cámaras de seguridad; mientras que de los que sí tienen, 44 ofrecen tanto vigilantes como video vigilancia. Además, en más de la mitad de los espacios visitados se vieron señales de tráfico para moderar la velocidad dentro del camping (la mayoría de ellas situaba en 10 km/h la velocidad máxima permitida en todo el recinto) y tomas de electricidad de las parcelas protegidas (salvo en un caso de Barcelona y otro de Murcia).

Campings, inaccesibles para algunos

Accesibles para todos, así deberían ser los campings pero en realidad no lo son: de los 100 visitados por EROSKI CONSUMER 40 de ellos no están adaptados, 31 de ellos solo han pensado en las personas discapacitadas a la hora de hacer más accesibles los aseos y apenas cuatro de ellos han adaptado la zona del restaurante, la recepción o la piscina. De los 100 campings analizados, 25 instalaciones sí cuentan con todas sus instalaciones adaptadas para recibir a campistas que sufran algún tipo de discapacidad física (especialmente en los dos visitados en Valladolid). Si la realidad para las personas en silla de ruedas es poco satisfactoria, la situación se vuelve peor para los invidentes: ningún camping está preparado para las personas con problemas de visión.

Ningún camping está
adaptado para los
discapacitados visuales

La conclusión final es que en el capítulo de la accesibilidad no importa la categoría del camping. Del centenar de espacios visitados por la revista, los de 1ª categoría no logran más que un ‘regular’ de nota media en accesibilidad y las otras dos categorías comparten valoración (‘mal’).

Los campings, según su categoría

  • Camping de “lujo”. En la entrada mostrarán un cartel con cuatro tiendas-triángulos que indican su categoría. Las parcelas disponen de electricidad y agua caliente en todos los servicios sanitarios generales y en todas las duchas, además de ofrecer un servicio de custodia y cajas fuertes individuales.
  • Camping de 1ª. Placa distintiva de tres tiendas-triángulos. Disponen de teléfono en cabinas individuales, agua caliente en todos los servicios sanitarios generales y en el 50% de las duchas y cajas fuertes individuales. La electricidad llegará a un 50%-75% de las parcelas y los servicios adicionales no distan mucho de la categoría anterior.
  • Camping de 2ª. Placa distintiva con dos tiendas-triángulos. La principal diferencia con el anterior es la ubicación, por lo general algo más alejada del “mejor lugar”, pero el resto de los servicios es casi equiparable.
  • Camping de 3ª. Placa de una tienda-triángulo. En aspectos como número de lavabos, características del suelo y superficie entre campistas suelen ser algo inferiores a los de 2ª categoría.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones