Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizada la calidad de 100 campings en 18 provincias españolas : Uno de cada tres campings visitados suspende por deficiencias en accesibilidad y seguridad

Las carencias son también más que llamativas en los equipamientos y servicios que ofrecen

Las tiendas de campaña y los bungalows desplazan verano tras verano
a las estrellas de los hoteles. El contacto continuo con la naturaleza
y el ahorro que a priori supone alojarse en estas instalaciones son los
principales motivos por los que el camping se ha convertido en una opción
cada vez más buscada por los españoles. Y es que las tiendas de
campaña tienen su tirón: en nuestro país cada año cerca de seis millones
de turistas duermen bajo su techo. En España hay más de 1.168 establecimientos
dedicados al camping y el caravaning. Con el fin de analizarlos
y conocer en qué estado se encuentran, EROSKI CONSUMER
ha visitado 100 campings en 18 provincias: 10 en Barcelona y Madrid,
7 en Alicante, Asturias, Cantabria y Valencia: 6 en Málaga, Murcia,
Navarra y Sevilla; 5 en A Coruña, Granada y Guipúzcoa; uno menos en
Zaragoza, 3 en Vizcaya y 2 en Valladolid, Córdoba y Vitoria. Más de la
mitad (61) del total de campings estudiados estaban catalogados como
de 2ª categoría, 24 eran de 1ª y los 15 restantes se engloban dentro de
los campings de 3ª categoría.

Cómo se hizo

En primer lugar, se contactó con los responsables de cada uno de ellos
para preguntarles sobre las características más importantes de cada
instalación y, posteriormente, los técnicos de la revista ?haciéndose
pasar por futuros clientes que deseaban ver las instalaciones- visitaron
los campings. Durante el recorrido se comprobó el estado de mantenimiento
del alojamiento, su accesibilidad y seguridad, la dotación de
medidas de atención sanitaria así como los servicios y la información
que se proporciona a los usuarios. Además, se han estudiado las diferentes
tarifas que estos campings aplican en temporada alta.

La primera conclusión que se desprende es que
una de cada tres instalaciones (igual que en 2007
cuando se hizo un estudio similar) suspende el
examen debido a los fallos, especialmente graves,
localizados en los capítulos de accesibilidad
para personas discapacitadas y a ciertas carencias
presentes en la seguridad de los recintos y
en los servicios que ofrecen. El resto de notas no
son muy distintas: aprueban con un ?aceptable?
un tercio de los campings visitados y lo mismo
sucede con los que obtienen notas de entre ?bien?
(31 instalaciones) y solo 3 campings del centenar
analizados obtienen un ?muy bien?. Por tipo
de camping, la tendencia es que mientras los
campings de 1ª categoría superan con un ?bien?
la nota media, los de 2ª categoría registran un
?aceptable? y los de 3ª directamente suspenden
el examen de la revista (?regular?). Por provincias,
también hay detalles significativos: mientras los
recintos visitados en Córdoba, Navarra, Valencia
y Valladolid aprueban el examen de la revista
con un satisfactorio ?bien?, nueve de las provincias
restantes no supera el mediocre ?aceptable? e incluso
las hay que ni siquiera aprueban el examen,
así ocurre en A Coruña, Asturias, Murcia, Sevilla
y Zaragoza.

Cómo elegir el mejor camping

  1. Localización: el camping debe estar perfectamente señalizado para que el campista no dé vueltas innecesarias tratando de encontrarlo. Asimismo, y una vez dentro del camping, conviene que todos los equipamientos y servicios estén indicados para que el usuario no se pierda buscando los baños, la piscina, la recepción o el supermercado.
  2. Seguridad: todo el recinto de las instalaciones debe estar vallado y contar con servicios de seguridad. Asimismo, debemos comprobar que se encuentre situado en un terreno seguro (nada de terraplenes, ramblas, lechos secos de río o espacios cercanos a zonas de poca salubridad). Además, la seguridad pasa por contar con un buen plan de actuación en caso de emergencia.
  3. Profesionalidad: el personal que atiende el camping debe ser profesional y estar disponible para atender las necesidades y problemas que puedan surgirle al campista en su alojamiento. Cuando llegue el campista, lo ideal sería que le explicasen todo lo referente a programación y horarios de servicios y actividades, localizaciones, qué hacer en caso de emergencia, normas que deben cumplirse dentro del camping o posibles pagos extras (aparcamiento, servicio de lavandería…).
  4. Limpieza: las zonas de acampada deben estar perfectamente acondicionadas, limpias y a ser posible con suficientes zonas de sombra para los días de más calor. Higiene y buen estado de conservación que se mantendrá en baños, piscina, zonas deportivas, lavaderos de ropa y fregaderos de platos o instalaciones interiores (bar, restaurante, salón social, recepción, supermercado…).
  5. Asistencia sanitaria: al menos un botiquín de emergencia, es el mínimo que debería tener todo camping. De esta forma se podrán atender las lesiones más leves sin tener que acudir, si no es necesario, a un centro hospitalario.
  6. Reclamaciones: si la estancia no ha salido como uno esperaba, el camping deberá tener a disposición del cliente un libro de reclamaciones así como hojas de sugerencias.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones