Por apenas 30 euros se puede adquirir un tensiómetro doméstico fiable