Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: ‘Tarifa plana’ de videojuegos: “Si apruebas, te suscribo un mes”

Esta Navidad, al comprar una PS5 o una Xbox Series X, es probable que el pack más deseado no sea el que viene con tal o cual videojuego para estrenarla, sino el regalo de unos cuantos meses gratis a plataformas desde donde jugar con ellos. Ya lo llaman “la barra libre de los videojuegos”.

A la estela del lanzamiento de nueva generación de videoconsolas de Microsoft y Sony, recién estrenadas en 2020, le sigue una revolución aún mayor en este mercado. Se ha ido gestando poco a poco, y marcará no solo el futuro de esta industria, sino la forma de acceder a este tipo de ocio. Es algo más que una tendencia: hay consolas que, como los equipos de audio de los coches, ya se comercializan sin sitio para introducir el juego. Todo es digital. Y como ya pasó en la música y luego en el cine y la televisión, en el mundo de los videojuegos han llegado (y se quedan) los servicios de suscripción con tarifa plana mensual que dan acceso a cientos de títulos.

El servicio de suscripción de videojuegos

Existen en el mercado numerosas plataformas que ofrecen, por una cuota mensual, un acceso a la descarga ilimitada de decenas e incluso cientos de videojuegos. Nombres propios son Playstation Now, de Sony, o Game Pass, de Microsoft (sus catálogos). Pero existen otras como EA Play, Google Stadia o Ubisoft Plus, por nombrar solo unas pocas. El funcionamiento es simple y similar al que encontramos en otros servicios de ocio como Netflix o Spotify. Hay una cuota mensual que da acceso al catálogo. Según el servicio, tiene más o menos funciones y productos disponibles.

Todos ellos son escaparates cambiantes, que añaden y quitan títulos cada mes para mantener el interés del suscriptor ante la llegada de novedades, y suelen ser bastante heterogéneos en cuanto al tipo de juego. Así resultará atractivo tanto para los más pequeños como para los adultos. Con una ventaja más: como sucede con la tele en streaming, cada persona de la familia o del hogar puede tener un perfil propio para jugar en la misma consola. Según los expertos, estos servicios tienen luces y sombras.

Fernando Muñoz Bordona, psicólogo especialista en la influencia de los videojuegos en los niños, opina que “los menores hoy en día no entienden el tiempo de espera dada la inmediatez con la que consiguen todo, gracias a los servicios de suscripción. Quiero algo y lo tengo al día siguiente, lo que genera una falsa sensación de puedo lograr todo ya”, asegura. “Este tipo de servicios también puede conllevar que los menores no acaben los juegos, que no se enfrenten a retos porque si en un juego me bloqueo… me bajo otro y listo”. No todo es negativo, según Muñoz Bordona: este tipo de servicio puede favorecer que encuentren el tipo de juego que más les gusta en menos tiempo. “Y permite que se les pueda ofrecer fácilmente otros que desarrollen diferentes áreas y mejoren en aspectos como el desarrollo de la motricidad fina”, concluye.

Qué diferencia hay con la compra digital

Este es un detalle muy importante. La suscripción digital, como sucede con los servicios de películas, series o música, no nos da la propiedad del artículo descargado. Es decir, en realidad estamos alquilando esos juegos mientras estén disponibles y durante el periodo en el que pagamos la cuota.

Pero hay salvedades. Por ejemplo, en Xbox, aunque un juego se retire del catálogo disponible en Game Pass, podremos seguir jugando mientras no lo borremos de nuestro disco duro. Algo que, su gran rival, Sony, no permite con Playstation Now. Por el contrario, adquirir un juego digital es exactamente igual que hacerlo de manera física. Nos descargamos el juego y, según las condiciones de cada tienda, lo podremos borrar, descargar e instalar tantas veces como queramos, ya que está asociado a nuestra cuenta y no depende de estar pagando ninguna cuota.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones