Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

Turrones diversos : Turrones diversos: en la variedad (y en el azúcar) está el gusto

Tenemos a nuestra disposición un enorme abanico de opciones, pero no siempre es fácil elegir. Hay notables diferencias en lo que respecta a la composición nutricional y el valor comercial de sus ingredientes.

Los turrones nos acompañan en las fiestas navideñas desde hace siglos. El turrón duro y el blando son las variedades tradicionales y también las más populares, aunque hay otras que ya son clásicas, como el turrón de yema o el de chocolate. En las últimas décadas las opciones se han multiplicado y podemos encontrar infinidad de nuevas variantes, como los turrones de arroz con leche, de nata y nuez o incluso de chocolate con churros y de cerveza. La diversidad es tan amplia que podemos llegar a preguntarnos qué similitud guardan con el turrón tradicional, si es que hay alguna. Para responder a esta pregunta es necesario echar un vistazo a la legislación (Real Decreto 1787/1982) en el que se recogen definiciones para cada uno de esos productos:

  • Turrón. Masa obtenida a partir de la cocción de miel o azúcares a la que se incorporan almendras y se puede añadir clara de huevo. En este grupo se incluyen el turrón duro y el turrón blando, que son nombres definidos en la legislación.
  • Turrones diversos. Así se conocen legalmente las otras variedades de turrón. Son masas con miel o azúcares que se obtienen por amasado de almendras. Estas pueden ser sustituidas por cualquier otro fruto seco y otras materias básicas, es decir, “ingredientes nobles”, como cacao o yema de huevo, a los que se pueden añadir además otros compuestos como azúcares o arroz inflado, pero solamente se puede elegir entre un número reducido que está recogido en la legislación.

En principio todos los turrones tienen en común dos ingredientes: un endulzante (que puede ser azúcar, miel o algún edulcorante) y almendra, pero en los turrones diversos esta última puede ser sustituida por otras materias básicas permitidas, así que en algunos casos es posible que los turrones tradicionales (duro y blando) compartan muy pocas similitudes con algunas variedades de turrones diversos, más allá de la forma y las dimensiones. Para esta guía nos hemos centrado precisamente en los turrones diversos. Concretamente hemos seleccionado variedades de chocolate, de praliné, de yema y de otros ingredientes (llamados oficiosamente “de fantasía”). Además, algunos de ellos tienen la particularidad de incorporar edulcorantes en su composición como sustitutos del azúcar.

Análisis

Para realizar esta guía de compra se seleccionaron turrones elaborados por marcas líderes en el mercado, en los que se analizó principalmente:

  • Puntuación Nutri-Score. La valoración viene muy determinada por la cantidad de azúcares, grasas y energía.
  • Los ingredientes. Nos fijamos especialmente en la cantidad de materias básicas, como almendra, cacao o yema de huevo, y en la cantidad de azúcar o edulcorantes.
  • La información comercial. Analizamos si aporta información de valor o si esta puede resultar confusa o llevar a engaño al consumidor.
  • Precio. No fue un criterio para evaluar la calidad del producto, pero la calidad/precio se ha tenido en cuenta para las posiciones del ranking.
  • El etiquetado. Se analizó si cumple con la legislación vigente.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones