Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

: Bienestar animal: granjas con certificado

NOS GUSTA SABER QUÉ COMEMOS. EN EL ETIQUETADO BUSCAMOS EL ORIGEN DE LA CARNE Y HASTA SUS PROPIEDADES NUTRICIONALES. PERO CADA VEZ MÁS NOS INTERESA CONOCER CÓMO HA SIDO TRATADO EN SU VIDA Y SU SACRIFICIO EL ANIMAL DEL QUE LA OBTENEMOS. ALGUNAS ETIQUETAS YA NOS OFRECEN ESA INFORMACIÓN.

Cómo se garantizan las buenas prácticas

Antes de la llegada del sello Welfair, en España se aplicaban muy pocas certificaciones desarrolladas en otros países, como la de la británica Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals y su sello Freedom Food, o la del estándar alemán Global GAP y su reciente sello GGN Ganadería Certificada, que garantiza el cumplimiento de buenas prácticas al respecto, como el bienestar del trabajador, el bienestar animal, el uso responsable de antibióticos, la trazabilidad del producto y el respeto al medio ambiente. Incluso algunas marcas lucen sellos de calidad privados que certifican un plus en bienestar animal y respeto al medio ambiente.

Welfair supone un paso más en estas certificaciones y es la única referencia mundial que aplica protocolos científicos contrastados con ensayos científicos para la evaluación del bienestar. “Se ha pasado de evaluar las condiciones de manejo, alojamiento o alimentación, por ejemplo, a basarse en el animal: cómo responde y cómo se encuentra”, explican desde Neiker. Para el desarrollo de este sello, el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) ha trabajado dentro del proyecto europeo Welfare Quality en protocolos para ganado vacuno (leche y carne), porcino y avícola (pollos y gallinas). Neiker, por su parte, ha participado en AWIN (Animal Welfare Indicatiors), que implementa la misma metodología con pavos, ovejas, cabras y caballos. Y ha sido en España donde se ha aplicado por primera vez para ofrecer una certificación rigurosa.

Más de cinco años de trabajo

En 2014, IRTA inició con Aenor un proyecto piloto en vacuno lechero. La popular entidad de certificación se convertía así en la primera que desarrolló la evaluación del protocolo Welfare Quality en la que se miden con 12 criterios en alimentación, alojamiento, salud y comportamiento, los cinco principios de Brambell sobre bienestar animal (y que posteriormente serán la base del sello Welfair):

  • Libre de hambre y sed.
  • Libre de miedos y angustias.
  • Libre de incomodidades físicas o térmicas.
  • Libre de dolor, lesiones o enfermedades.
  • Libre para expresar las pautas propias de comportamiento.

Hace casi un año, el uso del reglamento general se abría a otras certificadoras y, poco después, se presentaba el sello Bienestar Animal Certificado WelfairTM. Esta certificación independiente aporta al consumidor la confianza en que el alimento elegido procede de un animal que ha sido criado y sacrificado de manera respetuosa con su bienestar. Además, “impulsa la mejora continua de granjas y mataderos. Y actúa como un auténtico motor de cambio”, destaca Antoni Dalmau, investigador del IRTA. Una idea que comparte Cristina Ortiz, directora general de la empresa certificadora Certicar: “Exige al ganadero una mejora continua de sus instalaciones y cuidados al animal, con el fin de que su empresa no se quede obsoleta”.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones