Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

Turrones diversos : Las materias básicas son clave

Tenemos a nuestra disposición un enorme abanico de opciones, pero no siempre es fácil elegir. Hay notables diferencias en lo que respecta a la composición nutricional y el valor comercial de sus ingredientes.

Las materias básicas son clave

En el momento de elegir un turrón también es fundamental observar la lista de ingredientes. Eso nos permitirá conocer las materias básicas que forman parte del producto, es decir, esos ingredientes más “nobles” que mencionamos antes y que marcan realmente las diferencias entre ellos en lo que respecta al valor comercial, la calidad gastronómica y las características organolépticas (sabor, aroma…).

De este modo podemos tener una idea aproximada de la proporción en la que se encuentran, porque deben enumerarse en orden decreciente, según su peso. No solo eso. Si alguno de esos ingredientes se muestra en el envase de algún modo (por ejemplo, en imágenes) o forma parte del nombre del producto, debe especificarse la cantidad concreta en la que está presente. Por ejemplo, en el turrón de chocolate Nestlé se indica la cantidad de avellanas (13%), almendras (12%) y pasas (5%) porque se hace mención a ellos en la denominación y se muestra su imagen en el envase.

  • Turrones de chocolate. En las tabletas de esta variedad recogidas en esta guía las materias básicas son la manteca de cacao, la pasta de cacao y la leche. Además, algunos de los productos están rellenos con otros ingredientes, como arroz inflado (Suchard, El Almendro o Eroski) o frutos secos, como en el turrón de Nestlé. La pasta de almendras o de avellanas es otro ingrediente común, que podemos ver en productos como Suchard y Eroski, pero eso no ocurre en otras marcas, como El Almendro o Nestlé, cuya composición guarda más similitudes con la de un chocolate que con la de un turrón. Desde el punto de vista legal ocurre algo parecido, porque estos productos se encuentran a medio camino entre el turrón y el chocolate. Por eso en algunos productos no se muestra el contenido de cacao porque la legislación del turrón no obliga a hacerlo, como ocurre en Suchard y Nestlé, lo cual dificulta la elección y la valoración del producto. Mientras tanto, en otros turrones sí se muestra este dato, tal y como exige la legislación del chocolate: así ocurre en El Almendro (con un 31% de cacao) y Eroski (con un 24%).
  • Turrones de praliné. El praliné es una pasta compuesta por una mezcla de almendra o avellana confitada en azúcar caramelizado. En el caso del Turrón de Crema Catalana Lacasa y Tres Chocolates Eroski, se trata de almendra, mientras que en el Mousse de chocolate Delaviuda, es avellana. Todos ellos tienen en común, además, la presencia de manteca de cacao y de otra materia grasa, concretamente aceite de girasol en los productos de Eroski y Lacasa; y, en el caso de Delaviuda, mantequilla, un ingrediente más apreciado desde el punto de vista gastronómico y que aporta mejor sabor, aroma y textura. En este caso los turrones que contienen chocolate también muestran el contenido de cacao, que es del 23% en el Mousse de chocolate Delaviuda y del 27% en Tres chocolates de Eroski.
  • Turrones de yema. Los turrones de yema comenzaron a elaborarse para aprovechar esa parte del huevo tras la elaboración de turrones duros y blandos, ya que en ellos solo se utiliza la clara. Como indica su nombre, estos turrones están compuestos por yema de huevo, además de almendra, ingredientes que se encuentran en una proporción variable, según la marca. Por ejemplo, Vicens contiene un 62% de almendra y un 3% de yema; El Almendro, un 41% almendra y un 13% de yema, y Eroski, un 40% de almendra y un 10% de yema).
  • Turrones fantasía. El grupo de turrones de fantasía es una especie de cajón de sastre en el que se incluyen los productos constituidos por materias básicas e ingredientes variados que no encajan en ninguno de los tipos que acabamos de mencionar. Entre los analizados se encuentra el turrón Nata-nuez de Delaviuda, que contiene un 13% de nueces y un 2% de nata. También se puede incluir en este grupo el turrón Trufado de guindas al licor de Virginias, cuya composición se asemeja a la de los turrones de chocolate, ya que contiene manteca de cacao, pasta de cacao y leche. En este caso también se indica la cantidad de cacao (22%), de guindas (24%) y licor (5%). A partir del etiquetado se deduce que el contenido de alcohol de este producto es inferior al 1,2%, ya que en caso contrario debe declararse. El tercer turrón que se puede englobar en esta variedad es el de Crema catalana Eroski, cuya composición es parecida a la de los turrones de yema, ya que también está constituido principalmente por almendra (38%) y yema de huevo (7%), a los que se suma la nata (3%).

Para tomar muy de vez en cuando

Cada vez hay más variedades de turrón en el mercado. Lo que no ha cambiado mucho es la cantidad que consumimos, que permanece año tras año en torno a los 220 gramos por persona y año de turrón y los 190 gramos de turrón de chocolate. Es decir, cada persona come en estas fechas aproximadamente dos tabletas de turrón. Y eso, ¿es mucho o poco? Depende. Deberíamos tener claro que el turrón es un producto insano, incluso aunque contenga edulcorantes en sustitución del azúcar. Pero no es lo mismo comer dos tabletas a lo largo de cuatro meses y en el contexto de una dieta saludable, que hacerlo en dos semanas y acompañado de muchos otros alimentos insanos. Obviamente, lo ideal es limitar su consumo y seguir una dieta saludable, acompañada de actividad física. En cualquier caso, también es importante mantener una relación sana con la comida. Eso significa que si un día puntual comemos turrón porque podemos hacerlo y nos apetece, no deberíamos culpabilizarnos por ello. Tampoco hay necesidad de compensarlo con alimentos supuestamente detoxificantes o milagrosos. Se trata simplemente de volver a la rutina de dieta saludable y actividad física.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones