Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación

Lactozumos : Enriquecidos en vitaminas

Estas bebidas destacan la presencia de ingredientes que realmente se encuentran en pequeñas proporciones. Tampoco son la opción más saludable para los más pequeños.

Enriquecidos en vitaminas

Todos los productos están enriquecidos con vitaminas A, C y E. Concretamente, los lactozumos Don Simón y Pascual aportan un 49,5% del valor de referencia de estos nutrientes para un adulto, mientras que los lactozumos Eroski tienen un 25%. Para hacernos una idea, un vaso de leche (250 ml) aporta de forma natural unos 110 microgramos de vitamina A, lo que supone el 14%.

Nuestro organismo requiere vitaminas para funcionar correctamente, pero eso no significa que necesitemos consumir alimentos enriquecidos. En nuestro entorno, una dieta equilibrada aporta suficiente cantidad de vitaminas A, C y E, así que, por lo general, no sufrimos déficit de estos nutrientes. En caso de déficit, deberíamos acudir a un profesional sanitario (médico o dietista-nutricionista) para recibir un diagnóstico y, en caso necesario, nos pautaría un suplemento dietético adecuado, con una cantidad suficiente de los nutrientes que necesitamos (generalmente mucho mayor de la que podemos encontrar en un alimento).

¿Son saludables?

La mayoría de estos productos está constituida por ingredientes muy parecidos, que, salvo excepciones son básicamente: agua, zumo de frutas, leche desnatada y un edulcorante. Eso explica que su composición nutricional sea también muy parecida, al igual que sus puntuaciones en el sistema Nutri-Score. Como tienen una cantidad de leche muy pequeña, el aporte de proteínas también lo es (apenas un 0,5%, es decir, unos 1,7 gramos por cada envase de 330 ml). Y como esta es desnatada, el producto no contiene grasa. Además, la cantidad de zumo también es escasa, así que la cantidad de fruta y de fibra son muy bajas y no contribuyen a mejorar la puntuación en el sistema Nutri-Score.

A pesar de ello, sí que aportan cierta cantidad de azúcares, lo que explica no solo la mala puntuación de estos productos, sino también las diferencias que existen entre algunos de ellos: la mayoría obtiene una C, salvo Pascual Tropical, Don Simón Zero Multifrutas y Eroski Avena Mediterráneo, que al contener más azúcares, obtienen una D. En definitiva, la solución pasa por reducir o tratar de evitar en la medida de lo posible el consumo de estos productos y optar por otros saludables, como el agua, la leche o la fruta entera.

El precio no siempre está justificado

La composición de los productos analizados es muy similar, pero hay diferencias en el precio que en algunos casos son muy significativas. Por ejemplo, el precio de los lactozumos Pascual (0,66 € por envase) es el doble que el de los de marca Don Simón (0,33 €). Aparentemente esta diferencia no está justificada, más aún cuando la cantidad de zumo presente en estos últimos supera la de los primeros; por ejemplo, Don Simón Zero Multifrutas contiene un 35% de zumo, frente al 7% de Pascual Tropical y Pascual Zero Tropical. También existe mucha diferencia entre Pascual Tropical y Eroski Topical: el contenido de los ingredientes principales es similar, pero el precio del producto de Pascual es más del doble.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones