Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Los españoles pagamos 265 euros de impuestos al año para tratar los problemas de salud generados por la obesidad y el sobrepeso, según datos de la OCDE. Un coste para nuestros bolsillos que seguirá creciendo si no se reducen las alarmantes cifras de obesidad infantil. : ¿Cuánto nos cuesta la obesidad?

Según el último informe Aladino, el 40% de los menores de entre seis y nueve años tienen una acumulación excesiva de grasa en su cuerpo que les puede provocar patologías graves normalmente asociadas a adultos, como la hipertensión, la diabetes o enfermedades cardiovasculares. Repasamos cuánto cuesta tratar estas patologías relacionadas con el exceso de peso y qué puede hacer el sistema sanitario para paliar esta “pandemia”.

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI”, sentencia la Organización Mundial de la Salud (OMS). De esta epidemia no se salva ningún país (tampoco España) y cada vez va a peor. Según el último estudio Aladino, este problema afecta a 40% de los niños y las niñas de entre seis y nueve años. Algo que, tarde o temprano, les puede provocar patologías graves normalmente asociadas a adultos como la diabetes de tipo 2, enfermedades cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer.

Todas ellas, dice la Organización Mundial de la Salud, prevenibles si se ataja su origen. En España, el gasto público destinado al tratamiento de esta enfermedad y las patologías asociadas asciende a 2.500 millones de euros, según el Libro Blanco Costes sociales y económicos de la obesidad y patologías. Y va en aumento: la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO, por sus siglas en inglés) estima que, en 2030, la obesidad supondrá un gasto de 3.081 millones de euros anuales para los españoles.

El gran problema es que en materia de prevención fallan cuestiones estructurales. En opinión de Nancy Babio, vicepresidenta de la Sociedad Española de Dietética y Nutrición, “la administración no ha dimensionado realmente el grave problema que supone la prevalencia de la obesidad infantil”. Por esto, siguen faltando medidas fundamentales. Por ejemplo, seguimos sin contar con dietistas-nutricionistas en la Atención Primaria, una figura que los expertos consideran fundamental para reducir el problema.

Según el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (CGCODN), incorporar a estos profesionales en Atención Primaria puede ahorrar al sistema de salud de 5,8 a 105 euros en tratamientos posteriores por cada euro invertido. Para el pediatra José Serrano, miembro de la Asociación Española de Pediatría, los dietistas-nutricionistas deberían tener sus consultas “puerta con puerta” con las de los pediatras en los centros de salud para trabajar mano a mano cada día. Además, falta educación nutricional tanto para los niños como para los adultos.

Las asociaciones del sector sanitario hacen campañas constantes y llamamientos a mejorar la situación de la Atención Primaria para no solo poder atender los problemas derivados de la obesidad infantil, sino atajarla de raíz a través de políticas de prevención. En 2013, por ejemplo, el Colegio de Médicos de Bizkaia puso en marcha una campaña formativa para educar a los menores, pero sobre todo a los padres, sobre la importancia de una buena alimentación y los peligros que conlleva no seguirla. Otro caso similar es el de las farmacias coruñesas, que en 2017 lanzaron su propia campaña de prevención de la obesidad infantil. Estrategias que, para expertos como el pediatra José Serrano, siempre suman: “Este tipo de acciones son un grano de arena más, aunque serían más deseables más medidas legisladoras de gran calado”. Babio coincide en que las administraciones públicas “deben ser el eje central. Si vamos por ahí va a ser muy difícil abordarlo”.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones