Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

Λ

Sergio De Otto, Patrono de la Fundación Renovables: "Los consumidores no necesitaremos a las grandes compañías eléctricas gracias a las renovables"

 Las energías renovables españolas han perdido su liderazgo mundial y 26.000 empleos en los dos últimos años. Si los consumidores conocieran sus ventajas y el Gobierno no se plegara a las empresas de energías convencionales, la situación sería muy distinta. Así lo señala Sergio de Otto, patrono de la Fundación Renovables, una organización de expertos del sector y ciudadanos cuyo objetivo es lograr lo antes posible el cambio hacia un futuro 100% renovable. Según De Otto, los consumidores podremos abastecernos con la energía renovable que generemos en casa sin necesidad de las compañías eléctricas.

¿Cuáles son las principales ventajas de las energías renovables?

Son autóctonas, no necesitamos importar unos combustibles fósiles de los que no disponemos, su impacto en el medio ambiente es mínimo con respecto a las no renovables, como el petróleo, y son una fuente de riqueza y de decenas de miles de puestos de trabajo en nuestro país. Pero las renovables deben ir acompañadas de nuevos planes de ahorro y eficiencia, que deberían llevar por ejemplo a rehabilitar energéticamente los veintitantos millones de edificios que hay en España.

¿Si son tan buenas, por qué no se las apoya más?

Primero porque no se las conoce bien. Y porque las grandes empresas de las energías "convencionales" están haciendo todo lo posible para que este cambio o no se produzca o lo haga lo más despacio posible. Lo preocupante no es esto, sino que el gobierno se pliegue a sus intereses. El futuro será 100% renovable, pero dependerá del pulso entre unos y otros que se haga más tarde o más temprano.

¿Nos abasteceremos solo con energías renovables?

Sin duda. La cuestión es ponerle la fecha. Algunas instituciones europeas ya valoran esa posibilidad para 2040. El sol nos manda más de 300 veces la energía que necesitaríamos todos los habitantes del planeta si consumiéramos como estadounidenses, que son los que más energía gastan. No estamos condenados a quemar petróleo, gas o carbón.

¿Los consumidores podremos autoabastecernos con la energía renovable que generemos en casa?

Sí, será posible. En los próximos meses presentaremos un estudio, "La democratización de la energía" en el que explicamos como vamos a pasar de consumidores de energía a productores, gestores y usuarios.

¿No parece algo utópico?

Si hace 15 años alguien nos hubiera dicho que hoy las renovables ocuparían casi el 40% de nuestro mix eléctrico hubiéramos dicho que era una utopía, y sin embargo hoy es una realidad. Hay que seguir este camino. No necesitamos las tecnologías del pasado, y las podemos sustituir más deprisa de lo que se cree.

¿Las grandes compañías se van a quedar sin el gran negocio de la energía?

Tendrán un papel distinto, aunque siempre podrá haber actividades propicias para ellas.

Sin embargo, ustedes afirman que el nuevo Plan de Energías Renovables 2011-2020 (PER) del Gobierno frenará el desarrollo de estas tecnologías.

Así es, porque se marca unos objetivos muy tímidos. Denunciamos que está hecho para consumir mucho gas en la generación eléctrica, para tranquilizar a los sectores convencionales.

¿No se ha hecho para evitar su crecimiento insostenible y que los consumidores no paguen en exceso por ellas, como se ha señalado desde el Gobierno?

Las renovables no han crecido demasiado por dos motivos clave: porque seguimos con el reto del cambio climático (España está camino de incumplir el Protocolo de Kioto), y porque somos uno de los países con mayor dependencia energética del exterior (el 90%).

¿Las renovables no suponen un sobrecoste excesivo para los consumidores?

Quien diga esto falsea la realidad. Si no existieran las renovables, el precio de la energía subiría. Lo que evitamos solo en importaciones de gas equivale casi a las primas a las renovables. ¿Qué es mejor? ¿Invertir esos de miles de millones de euros en España, generando empleo, o en los países productores de gas y petróleo? Además, en la factura de la luz hay cosas mucho más graves para los consumidores que las primas a las renovables. Tampoco nos acordamos de que pagamos una gasolina entre un 15-20% más cara que el año pasado.

¿Cuánto pagan en concreto los consumidores?

El coste de las renovables para un hogar español medio es de 18-20 euros al año. Si los consumidores conocieran sus ventajas, pagarían encantados. El petróleo y el gas subirán sí o sí mientras que las renovables son cada vez más baratas. Si no se apuesta por ellas, los consumidores pagarán seguro facturas cada vez más caras.

Se ha criticado la construcción de algunos parques eólicos. ¿Son ataques infundados?

Es posible que alguno de los más de 800 parques eólicos instalado en nuestro país se haya construido en un lugar poco adecuado. Ahora bien, se están produciendo algunas sentencias muy preocupantes contra parques en los que los promotores habían cumplido todos los trámites administrativos y obtenido las autorizaciones medioambientales.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto