Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

EROSKI CONSUMER analiza 150 parques y jardines urbanos de 18 ciudades del país : Zonas verdes: aumenta su seguridad pero el equipamiento y la información al usuario continúan siendo escasos

La mayoría de parques urbanos visitados se encuentra en buen estado de mantenimiento y limpieza

¿Cuánta zona verde se necesita? y tabla comparativa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las ciudades pongan a disposición de sus ciudadanos un mínimo de, entre 10 y 15 metros cuadrados de área verde por habitante, que deben distribuirse en relación a la densidad de población y, por lo tanto, en relación a la densidad de edificación. En las 18 ciudades estudiadas la media se sitúa en los 11,5 metros cuadrados por habitante; una parcela verde a años luz de otras ciudades europeas. Por ejemplo, Oslo (Noruega) o Gotemburgo (Suecia) tienen cerca de 25 metros cuadrados por habitante y en estas ciudades los espacios verdes ocupan aproximadamente el 68% de la urbe.

En nuestro país, de entre los ayuntamientos que han proporcionado esta información, Pamplona es la ciudad con mayor espacio verde: el «jardín» que corresponde a un pamplonés mide 26 metros cuadrados. Detrás se sitúa San Sebastián (20 metros cuadrados por habitante), Madrid (en torno a los 18), Valladolid (11,7 metros cuadrados), Zaragoza (11,5) y A Coruña (11,4). Todas ellas superan las recomendaciones de la OMS.

Parques sostenibles, ¿realidad o quimera?

Los espacios verdes urbanos generan multitud de beneficios aunque también
consumen una gran cantidad de recursos, especialmente uno tan valioso como el
agua. Aun y todo, los ayuntamientos aplican la tecnología para evitar al máximo el derroche. Estos son algunos ejemplos:

  • BARCELONA: Entre las medidas que aplican en la gestión sostenible de los
    espacios verdes destaca la preferencia de especies autóctonas
    o adaptadas (más resistentes a las condiciones ambientales
    y a las enfermedades y, sobre todo, con menos necesidades
    hídricas).
  • BILBAO: Se están implantando, de manera continuada, sistemas de
    riego automáticos (para mejorar la eficiencia del agua de
    riego) y contadores que miden el consumo de agua. También
    se han instalado dos tanques de tormenta para aprovechar el
    agua de lluvia y regar los jardines.
  • CÓRDOBA: El consistorio emplea sistemas de riego inteligente domotizados y telecontrolados. Además, las plantas y el arbolado
    que se utilizan en los espacios verdes pertenecen a especies
    autóctonas.
  • MADRID: El Ayuntamiento de Madrid aplica criterios de sostenibilidad en el diseño y conservación de las zonas verdes urbanas. Por
    ejemplo, en estos momentos se riegan cerca de 1.000 hectáreas
    de zonas verdes con agua regenerada.

  • PAMPLONA: La ciudad de Pamplona cuenta con sistemas de riego por goteo y aspersión y además tienen automatizado su cierre y apertura
    mediante sistemas de telecontrol para no malgastar agua.
  • VALENCIA: El consistorio planta árboles jóvenes, que tienen mayor capacidad de absorción de CO2, y especies de bajo consumo. Se
    da prioridad a las especies autóctonas, que tienen una mejor
    adaptación. Se utiliza también el mulching o acolchado que
    consiste en cubrir el suelo con materiales evitando que entre
    en contacto con el aire y proliferen las malas hierbas.
  • VITORIA: En el diseño, gestión y mantenimiento de los espacios verdes vitorianos se persigue la ecoeficiencia y la economía de recursos. Por eso, el riego se realiza durante la noche con agua no
    tratada o no potable y se utilizan fertilizantes naturales provenientes
    de las siegas de las podas de los mismos parques.
  • ZARAGOZA: La recién aprobada ordenanza del agua prevé acciones para el ahorro del agua: utilizar determinados tipos de césped
    que necesitan menos riego, aumentar las zonas de árboles o
    plantas tapizantes e incorporar recubrimientos al suelo que
    impidan la evaporación y la implantación de detectores de humedad para controlar la frecuencia del riego.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones