Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: Un escudo contra la luz solar

CUADRADAS, CON PATILLAS DE AVIADOR. REDONDAS O RECTANGULARES. DE ACETATO O DE ESTILO RETRO. CON MONTURA SOLO EN LA LÍNEA DE LAS CEJAS (LAS LLAMADAS 'BROWNLINE') O DIRECTAMENTE SIN ELLA. LAS GAFAS DE SOL SEDUCEN POR SU DISEÑO EN INFINIDAD DE VERSIONES. PERO NO ESCOGER LAS ADECUADAS O COMPRAR EN EL PASEO MARÍTIMO UNAS QUE NO ESTÉN HOMOLOGADAS PONE EN RIESGO LA SALUD OCULAR. LOS EXPERTOS ADVIERTEN: INCLUSO EN DÍAS NUBLADOS O LLUVIOSOS, LA LUZ SOLAR PUEDE DAÑAR SERIAMENTE LOS OJOS.

Un escudo contra la luz solar

Las lentes deben actuar siempre como filtro ante la luz y sus posibles reflejos. Según su intensidad, se clasifican en grados, que determinan sus usos y limitaciones. Pero no su protección contra los rayos UV: las gafas de categoría superior son simplemente más oscuras, pero protegen lo mismo.

  • Categoría 0. Lentes muy claras, que dejan pasar entre un 81 y un 100% de la luz. Su función resulta puramente estética y no constituyen una opción recomendable para bloquear la luz del sol.
  • Categoría 1. Ligeramente coloreadas, permiten la entrada de entre un 44 y un 80% de la luz. Son solo aconsejables con luz de intensidad baja; por ejemplo, para pasear por la ciudad un día nublado.
  • Categoría 2. Presentan un tinte medio y dejan entrar entre un 19 y un 43% (absorben el 81 al 57%) de la luz. Son aconsejables con una intensidad de luz baja o media.
  • Categoría 3. Permiten el paso de entre un 8 y un 18% de los rayos lumínicos. Este tipo de gafas sí constituyen una buena opción para protegerse en condiciones de intensidad solar media o alta, como las presentes durante la primavera y el verano.
  • Categoría 4. Prácticamente opacas, apenas permiten el paso de entre un 2 y un 7% de la luz. Aconsejables cuando la intensidad de la luz es muy alta, como en la playa, en la nieve o en la alta montaña, con elevada reflexión de los rayos.

EL PELIGRO DE LAS GAFAS FALSAS

Sin gafas de sol, los rayos UV llegan al ojo. La pupila está más cerrada, lo que hace que llegue una menor cantidad de estos rayos. Con unas gafas sin homologar, los rayos UV llegan al ojo. La córnea está más abierta que si no lleváramos gafas, por lo que recibe una mayor cantidad de rayos UV y el daño es mayor. Las gafas homologadas ofrecen una protección total contra los rayos UV. Estos rayos rebotan en el cristal y no llegan al ojo.

ALGUNAS CLAVES, EN LAS PATILLAS

Aunque la única garantía de homologación está en el etiquetado del fabricante, encontrarás algunas pistas en los códigos laterales.

  • El número de modelo: suele ser el nombre o las iniciales de la marca, junto a una combinación de dígitos que varía según cada caso.
  • La anchura de las lentes, seguida por la del puente (el espacio entre ambas lentes, por encima de la nariz), en milímetros.
  • Una cifra especifica la longitud de las patillas, también expresada en milímetros.
  • La etiqueta UV400 (opcional) si está presente, indica un nivel de protección de los rayos ultravioletas superior, hasta los 400 nanómetros.
  • El distintivo ‘CE’ (Conformidad Europea) asegura que el artículo cumple con los requisitos legales exigidos en la Unión Europea, fijados por la norma UNE-EN 1836. Es decir, se garantiza que los lentes cuentan con la adecuada protección UV.
  • … y la ‘versión’ china. Hay que activar las alertas para no confundir ese logotipo con uno de apariencia similar. Tiene las letras mucho más próximas y son las siglas de “China Export” (exportado de China)

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones