Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: Los cambios que llegan para los próximos jubilados

Ya se toma como base para el cálculo los últimos 25 años y la edad de jubilación pasa a ser a los 66 años y dos meses. Estas son dos de las novedades para las pensiones de 2022, un año en el que las prestaciones se han incrementado.

En los próximos meses pueden concretarse reformas que afectarán a las cotizaciones y a la puesta en marcha de nuevos instrumentos de ahorro.

Las pensiones y las sucesivas novedades o propuestas llevan meses acaparando titulares en los medios de comunicación. Es comprensible, ya que las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) recogen que es una de las cuestiones que más preocupa a los españoles. A los más jóvenes, si llegarán a cobrarla, y a quienes tienen la vista puesta en el retiro, de qué importe será. En España hay 8,9 millones de pensionistas. Todos ellos cobrarán este año más que en 2021. Esa mejora se deriva de la nueva fórmula para calcular la revalorización y que busca garantizar que los jubilados no pierdan poder adquisitivo.

Según el nuevo mecanismo, la cuantía de las pensiones contributivas en 2022 será un 2,5% más alta, es decir, el IPC medio de los últimos 12 meses calculado en diciembre. Además, si algún año esa tasa resulta negativa, lo estipulado es no aplicar la rebaja. En cuanto a las pensiones mínimas y las no contributivas, es decir, las destinadas a aquellos ciudadanos que no hayan cotizado nunca o los 15 años mínimos para alcanzar las prestaciones, la subida este año es del 3%.

Así es el cálculo de la pensión

Otro asunto es la cuantía de las pensiones de quienes se jubilan a partir de ahora. Para calcular el importe se toma en cuenta el número de años trabajados, la base de cotización y, además, la situación familiar, por ejemplo, si tiene cónyuge a su cargo. Se puede consultar una estimación de la pensión que tendrá dentro de unos años en el portal electrónico Tu Seguridad Social (tu.seg-social. gob.es), pero hay cambios en marcha, por lo que la simulación puede que no sea muy certera.

Tal y como se acordó hace una década, 2022 es el primer ejercicio en el que se tomarán en cuenta las cotizaciones de los últimos 25 años trabajados para hacer el cómputo de la prestación. Es decir, 12 meses más que en 2021 y 10 años más que en 2012, cuando arrancó una reforma que ha ido incrementando progresivamente el periodo que sirve de base. Esa modificación hace que en muchos casos la cuantía de la prestación vaya a ser algo más baja que hasta ahora. Los expertos explican que lo normal es que el sueldo de una persona aumente a lo largo de su vida laboral, de manera que si calculamos la media de lo cotizado en los últimos 15 años será mayor que si hacemos la estimación sobre 25 años. No obstante, esa no es una regla fija, ya que a lo largo de nuestra vida laboral hemos podido tener periodos de desempleo o rebaja en el salario en la fase final, que harían beneficiosa la ampliación del tiempo de cálculo.

Es más, los 25 años vigentes hoy podrían aumentar si se cumple con la reclamación de Bruselas de alargar aún más el periodo de cómputo. De hecho, “la tendencia es considerar toda la vida laboral para el cálculo de la pensión de jubilación de la Seguridad Social”, apunta el economista Carlos Herrera, miembro del Comité de Servicios de EFPA, la asociación española de asesores y planificadores financieros. Otro posible cambio que se barajaba al cierre de esta edición era un aumento en el porcentaje que aportan empleados y empleadores para mejorar las bases de cotización.

Cuándo, dónde y cómo solicitar el cobro

Cuándo. Solicitar la pensión es un trámite sencillo y con unos plazos claros: debe hacerse dentro de los tres meses anteriores o posteriores al cese en el trabajo. En cualquier caso, los efectos para recibir la prestación se aplican a partir del día siguiente al cese de la actividad.

Dónde. Para la solicitud se puede acudir, previa cita, a cualquier Centro de Atención e Información de la Seguridad Social repartidos por todo el país, o hacerlo a través del portal Tu Seguridad Social (tu.seg-social.gob.es).

Cómo. Para iniciar los trámites solo es necesario: el DNI; un número de cuenta en la que recibir la prestación; el libro de familia para acreditar la aplicación de posibles bonificaciones y complementos, según las circunstancias familiares.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones