Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Parkings : Un sistema de cobro injusto para el usuario y una calidad de servicio muy mejorable

Cuatro de cada diez suspenden el examen, esa es la primera y significativa conclusión. Concretamente, el 3% de los parkings estudiados merece un "muy mal" como nota final y el 17% ha de conformarse con un "mal", mientras que el 20% se quedan con un "regular".

En resumen...

/imgs/20050201/tema-de-portada.02.jpg
La principal asignatura pendiente de los parkings españoles es cobrar por el tiempo real utilizado por los usuarios o, al menos por cada cuarto de hora de uso de las instalaciones: hoy sólo hacen el 23% de los estudiados por CONSUMER EROSKI. Lo más positivo es la información ofrecida al usuario, particularmente la señalización de las instalaciones. Lo peor en este apartado es la ausencia de carteles o paneles informativos para indicar que disponen de hojas de reclamaciones y cómo actuar en caso de incendio. Otro importante aspecto que debe corregirse (suspenden cuatro de cada diez aparcamientos) es la accesibilidad general de las instalaciones y su adaptación (accesos, plazas de parking específicas y aseos) a las necesidades de los usuarios que se desplazan en sillas de ruedas. También es relevante que el 36% de los parkings suspendan en seguridad y vigilancia (debido a la ausencia de vigilantes, y a la inexistencia de planos de evacuación, pasos de cebra y aceras para peatones), y que una proporción similar no alcance siquiera el aprobado en limpieza y mantenimiento: algunos necesitan reformas y cuidados básicos, como una mano de pintura; otros tenían sus aseos en estado deplorable e incluso había algunos en que las marcas viales del suelo no se veían. Todos estos datos remiten a una conclusión de rango superior: no sólo la inmensa mayoría de los parkings españoles mantienen un sistema de cobro claramente perjudicial para quienes los utilizan sino que, además, un buen número de ellos ofrecen un servicio deficiente.

Al menos, a quien hace uso habitual de ellos podría caberle el consuelo de que el servicio que prestan los parkings es económico. Pues tampoco: aunque se han registrado enormes diferencias entre las ciudades (la tarifa media en Valencia es de 1,6 euros, mientras que en Vitoria y Murcia es de 0,8 euros ) e incluso dentro de las mismas ciudades (en Madrid, van desde 3,6 euros hasta 0,9 euros por hora), estacionar en un parking de una ciudad española representa un desembolso medio de 1,43 euros por hora, lo que significa que si se deja aparcado (por ejemplo, para hacer compras o ir la cine) durante tres horas y pocos minutos, el importe medio a pagar (en la mayoría de los casos, cobrarían cuatro horas) sería de casi 6 euros, es decir, 1.000 de las antiguas pesetas.

Señalización e información al usuario

¿Cómo nos informan los parkings sobre sus horarios y servicios? ¿Exponen la información más importante para el usuario mediante carteles? ¿Señalan claramente la salida, entrada y la ubicación de cajeros de pago o aseos? ¿Numeran las plazas de parking para facilitar la localización de los vehículos?

Horarios de apertura y cierre: 7 de cada 10 parkings informan sobre los horarios. Los mejores, los de Barcelona: todos los visitados indicaban sus horarios mediante carteles exteriores o interiores, y/o en el ticket. El 55% de los parkings señalan que su horario es de 24 horas, mientras que el 15% cierra durante la noche.

Días de apertura: casi 9 de cada 10 parkings no cierra ningún día al año

Hojas de reclamaciones: 6 de cada 10 no informan claramente que disponen de ellas. Los peores, los de Zaragoza (sólo uno de los 12 estudiados señala que cuentan con hojas de reclamaciones) y los de Madrid, Barcelona y Pamplona (en 8 de cada 10 no lo indican).

Señalización para peatones: la mayoría (casi 9 de cada 10) señalan bien las salidas peatonales y las distinguen de las de vehículos. Los mejores, los de Zaragoza, Valencia, Pamplona y Málaga. Los peores, los de Barcelona y los de Vitoria y Bilbao (en el 25% de los estudiados o no hay esta señalización o no es suficiente).

Sistemas tecnológicos para guiar a los usuarios: sólo el 7% disponen de un sistema guiado hacia plazas libres utilizando sensores, indicadores luminosos de ocupación o paneles de información variables. Estos parking se vieron en Barcelona (4 parkings), Valencia (2), y uno en Pamplona, Zaragoza, Vitoria, Bilbao y Madrid.

Carteles informativos sobre objetos robados: el 51% los parkings no advierten de que no se hacen cargo de los objetos depositados en el interior de los vehículos

Emergencias: sólo el 53% informan claramente sobre qué hacer en caso de emergencia o de incendio en el interior de los aparcamientos. Los mejores, los de Murcia (el 93% advierte sobre hacer en caso de emergencia) y los de Pamplona (tres de cada cuatro ofrecen indicaciones). Los peores, los de Madrid (siete de cada diez no explican nada al respecto) y los de Bilbao y San Sebastián (ocurría lo mismo en dos de cada tres).

Plazas de aparcamiento numeradas: sólo el 56% de los parking tiene sus plazas claramente numeradas (en algunas, los números están desgastados y no se distinguen). Los mejores fueron los de San Sebastián: nueve de cada diez tienen bien numeradas sus plazas. Los peores, los de Málaga: tres de cada cuatro no las tienen numeradas.

Carteles de “Libre” y “Completo”: en el 8% de los parkings no informaban en el en el exterior ni en el interior, de su disposición de plazas libres. Los peores, los de Málaga: en uno de cada cuatro no había cartel alguno con esta práctica información.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones