Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

: Cómo ahorrar energía en casa

Este mes de noviembre, algunos países de la Unión Europea –entre ellos, España–, estrenan etiquetas de eficiencia energética para los electrodomésticos. Desaparecen las divisiones de la clase A, para dar la bienvenida a una nueva escala hasta la G. Una buena ayuda a la hora de renovar los aparatos.

Cómo ahorrar energía en casa

Los hogares españoles consumen la quinta parte de toda la energía empleada en el país. Pequeños gestos en todas las estancias nos ayudarán a reducir este gasto. Apunta.

Aire acondicionado

Las instalaciones centralizadas (conductos instalados en el falso techo) son mucho más eficientes. Consejos para ahorrar:

  • Fija la temperatura de refrigeración en 26º.
  • Cuando enciendas el aire acondicionado, no lo ajustes a una temperatura más baja de lo normal: no enfriará la casa más rápido y se provoca un consumo excesivo e innecesario.
  • Un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener el confort.
  • Puedes ahorrar hasta un 60% de energía instalando toldos en las ventanas y aislando adecuadamente los techos y muros.

Lámparas e iluminación

La luz es una de las necesidades más importantes de un hogar, y supone una quinta parte de nuestro consumo eléctrico total. Consejos para ahorrar:

  • Considera colocar dispositivos auxiliares para el control de la iluminación: detectores de presencia, temporizadores…
  • No dejes luces encendidas en habitaciones donde no estés.

Televisor 

Es el segundo dispositivo que más consume, hasta un 7,5% de todos los electrodomésticos. Consejos para ahorrar:

  • No dejes el aparato en modo ‘espera’ (stand by).
  • Conecta todos los equipos (televisores, dvd, tdt…) asociados a un ladrón o base de conexión múltiple. Te será más sencillo apagarlo. Con estas acciones podrás conseguir ahorros superiores a 40 € anuales.

Frigorífico

Si el gasto de todos los electrodomésticos es el 45% de todo el consumo del hogar, el frigorífico representa el 18%. Es decir, es el que más energía consume por su uso constante. Consejos para ahorrar:

  • No compres un equipo más grande del que necesitas.
  • No introduzcas alimentos calientes en la nevera. Si los dejas enfriar fuera, ahorrarás energía.
  • Limpia, al menos una vez al año, la parte trasera del aparato.

Microondas

Casi las 3/4 partes de los hogares españoles cuentan con un horno microondas, que no dispone de etiqueta energética. Consejos para ahorrar

  • Utilizar un microondas en lugar de un horno convencional supone un ahorro de un 60% de energía.

Pequeños electrodomésticos 

Secador de pelo, freidora, batidora, tostadora, plancha… Por lo general, los pequeños electrodomésticos que realizan acciones mecánicas como batir o trocear, tienen potencias bajas. Sin embargo, los que producen calor (plancha, tostadora…) cuentan con potencias mayores y dan lugar a consumos importantes. Consejos para ahorrar:

  • Optimiza el uso de los aparatos eléctricos. Por ejemplo, si tu tostadora es de dos ranuras ponla siempre con dos tostadas.
  • Plancha grandes cantidades de ropa de una vez para aprovechar la energía que se gasta en el calentamiento.

Horno

Es un gran consumidor de energía, ya que genera calor a altas temperaturas en poco tiempo. Pero su consumo en el hogar no es de los mayores, ya que se utiliza con menos frecuencia. Consejos para ahorrar:

  • No abras el horno innecesariamente para revisar la comida. Cada vez que se hace se pierde un mínimo del 20% de la energía acumulada.
  • Apaga el aparato poco antes de finalizar la cocción: el calor residual será suficiente para acabar.

Lavavajillas

En muchas ocasiones el uso de este electrodoméstico es más económico (en agua y energía) que el lavado tradicional a mano, siempre y cuando se utilice cuando esté lleno. Consejos para ahorrar:

  • Limpiar el filtro y revisar los niveles de abrillantador y sal. de manera periódica mejora el rendimiento.
  • No es necesario aclarar la vajilla antes de meterla, solo retirar los restos sólidos. Esta acción puede comprometer la eficiencia de los sensores de suciedad que determinan la cantidad de agua que se usa.

Cocción

En general, las cocinas eléctricas son menos eficientes que las de gas. Consejos para ahorrar:

  • Gestiona con criterio los recursos a la hora de cocinar. Utilízalos por orden de prioridad: primero, el microondas; luego, la olla a presión y, por último, el horno.
  • Procura que el tamaño del fondo de los recipientes sea ligeramente mayor que la zona de cocción para aprovecharlos al máximo.
  • Cocina con un recipiente con tapa: te ayudará a ahorrar hasta un 25% de energía.

Lavadora 

Es el tercer electrodoméstico que más energía consume. En general, se ponen entre 3 y 5 lavadoras a la semana. Consejos para ahorrar:

  • En el lavado, aplica programas de baja temperatura. Consumen menos al reducir la energía utilizada.
  • Elige una lavadora termoeficiente: reduce el tiempo de calentamiento del agua, lo que supone un 25% menos de tiempo en el lavado y se traduce en un ahorro de energía.

Fuente: Guía de la Energía de IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía).

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones