Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Motor > Mantenimiento del automóvil

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades : Los talleres de reparación de automóviles siguen ofreciendo al usuario información escasa

Casi la mitad de los 200 analizados se negó a elaborar un presupuesto previo por escrito, pese a estar obligados por ley. El precio medio de la mano de obra asciende a 46 euros, un 44% más que hace cinco años. Uno de cada seis talleres aseguraba realizar de manera gratuita una revisión básica del vehículo

18 ciudades una a una

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-general.gif

A Coruña

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 10 en A Coruña

Los talleres analizados en A Coruña cobran por mano de obra una media de 41,7 euros a la hora, una de las tarifas más económicas del estudio

  • Se han registrado grandes diferencias de precio entre unos y otros (el más caro, 61 euros, dobla al más económico, 25 euros)
  • La tarifa ha crecido en cinco años casi un 50% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-coruna.gifEn el caso de A Coruña, los técnicos se acercaron a 10 talleres (cuatro independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y tres de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en A Coruña la teoría no se lleva a la práctica y ocho de los talleres visitados se negaron a realizarlo con excusas como: ?tenemos que hacer una revisión más profunda del vehículo?.

En cuanto a los precios, en la capital coruñesa, la mano de obra media asciende a 41,7 euros, la sexta más económica del estudio y un 11% más barata que la media (46,3 euros). Sin embargo, conviene resaltar las diferencias que se producen entre unos talleres y otros: hasta 35,4 euros (desde un precio máximo de 60,9 euros hasta uno mínimo de 25,5 euros). La situación era muy similar en 2005, cuando se realizó un estudio similar y la ciudad se situaba en la segunda posición entre las más asequibles (el precio medio era de 28 euros). En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido casi un 50% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en A Coruña están muy por encima de la media (82,5 euros frente a 68 euros), aunque conviene saber que ocho de los diez estudiados aseguraban que por este servicio no se cobraba nada. Sin embargo, daban por hecho que una vez revisado a fondo el vehículo, encontrarían alguna avería o pieza dañada. En 2005, la capital coruñesa se situaba como la ciudad más asequible del estudio (la media era de 36 euros).

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la ciudad gallega supone un desembolso similar a la media: 104,3 euros frente a los 99 euros del coste global. Sin embargo, conviene resaltar las diferencias entre unos talleres y otros: de hasta 108,2 euros (el más caro cobraba 168,2 euros y el más asequible, 60 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 32% (entonces el coste global eran 79 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en A Coruña dos de los talleres visitados incumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero tres de los diez talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Aun así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes. Además, tres de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en la mitad de los establecimientos visitados en la capital coruñesa esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: ocho de los diez locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo dos de los diez talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Alicante

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 10 en Alicante

Los talleres analizados en Alicante cobran por mano de obra una media de 35,4 euros a la hora, uno de los precios más económicos del estudio

  • La diferencia entre las tarifas del taller más caro y el más económico es la más baja de las 18 capitales (no llega a diez euros)
  • En cuatro de los diez talleres se negaron a redactar un presupuesto por escrito

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-alicante.gifEn el caso de Alicante, los técnicos se acercaron a 10 talleres (tres independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y cuatro de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Alicante la teoría no se lleva a la práctica ya que cuatro de la decena de talleres visitados se negaron a realizarlo con excusas comprensibles (?tenemos que hacer una revisión más profunda del vehículo y verlo?) y otras menos convincentes (?no lo veo necesario?).

En cuanto a los precios, en la capital alicantina, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 35,4 euros, la segunda más económica del estudio tras Córdoba (17,3 euros) y un 31% inferior a la media (46,3 euros). También conviene resaltar que apenas las diferencias entre el precio más caro y el más barato, no llega a 10 euros, la menor del informe.

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Alicante están muy por debajo de la media (46 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: entre el taller más caro y el más barato se encontró una diferencia de más de 80 euros. Además, en tres señalaban que la revisión la realizaban gratuitamente.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital alicantina supone un desembolso que no se aleja mucho de la media del estudio: 100,2 euros frente a los 99 euros del coste global.

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Alicante, tres de los talleres visitados no cumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero cuatro de los talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 10 horas al día de lunes a viernes y que cinco abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en siete establecimientos visitados en la capital alicantina esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: sólo tres de la decena de locales visitados informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo tres de los talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Barcelona

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 20 en Barcelona

Los talleres analizados en Barcelona cobran por mano de obra una media de 48,8 euros a la hora, en el promedio del informe

  • La tarifa del taller más caro (69 euros por hora) casi dobla a la del más económico (35 euros por hora)
  • La tarifa ha crecido en cinco años un 45% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-barcelona.gifEn el caso de Barcelona, los técnicos se acercaron a 20 talleres (siete independientes o tradicionales, siete oficiales de marca y seis de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Barcelona la teoría no se lleva a la práctica y 16 de los talleres visitados se negaron a realizarlo con excusas comprensibles (?tenemos que hacer una revisión más profunda del vehículo?) y otras menos convincentes (?tengo las manos llenas de grasa? o ?sólo hacemos presupuesto si cambiamos o reparamos algo?).

En cuanto a los precios, en la capital catalana, la mano de obra media asciende a 48,8 euros, en la media del estudio (tan sólo la supera en un 5%). También conviene resaltar las diferencias que se producen entre unos talleres y otros: hasta 34,6 euros (el precio más oneroso era de 69,6 euros y el más económico, 35 euros). La situación era diferente en 2005, cuando se realizó un estudio similar y la ciudad se situaba en la cuarta posición entre las más onerosas (el precio medio era de 33,6 euros). En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido un 45% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Barcelona están muy por debajo de la media (49,8 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: el taller más caro cobraba 180 euros y el más económico, apenas 10 euros. La situación ha variado mucho respecto a 2005. Y es que entonces la capital catalana se situaba como la segunda ciudad menos asequible del estudio (la media era de 95 euros, 48% más caro que la cifra actual).

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital barcelonesa supone el quinto desembolso más caro del estudio: 110,2 euros frente a los 99 euros del coste global. La superan Vitoria (con 130,5 euros de media), San Sebastián (con 117,6 euros), Zaragoza (con 115 euros) y Bilbao (con 113,6 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 30% (entonces el coste global eran 85 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. En Barcelona sólo dos de los 20 talleres visitados incumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero doce de los talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Aun así, se comprobó que la media de apertura es de 10 horas al día de lunes a viernes. Además, diez de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en 18 establecimientos visitados en la capital catalana esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: 14 de los 20 locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo seis de los talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Bilbao

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 12 en Bilbao

Los talleres analizados en Bilbao cobran por mano de obra una media de 52,5 euros a la hora

  • La tarifa del taller más caro (72 euros por hora) dobla a la del más económico (30 euros por hora)
  • La tarifa ha crecido en cinco años más de un 50% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-bilbao.gifEn el caso de Bilbao, los técnicos se acercaron a 12 talleres (cuatro independientes o tradicionales, cuatro oficiales de marca y cuatro de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Bilbao la teoría no se lleva a la práctica y todos los talleres visitados se negaron a realizarlo con excusas comprensibles (?tenemos que hacer una revisión más profunda del vehículo?) y otras menos convincentes (?no lo veo necesario?).

En cuanto a los precios, en la capital vizcaína, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 52,5 euros, la quinta más onerosa del estudio y un 11% superior a la media (46,3 euros). También conviene resaltar las importantes diferencias que se producen entre unos talleres y otros: hasta 42,5 euros (el precio más oneroso era de 72,5 euros y el más económico, 30 euros). La situación era muy similar en 2005, cuando se realizó un estudio similar y la ciudad se situaba en la tercera posición entre las más onerosas (el precio medio era de 34,6 euros). En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido más de un 50% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Bilbao están muy por debajo de la media (33 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: el taller más caro cobraba 70 euros y el más económico, apenas 12 euros. La situación ha variado mucho respecto a 2005. Y es que entonces la capital bilbaína se situaba como la ciudad menos asequible del estudio (la media era de 105 euros). En la actualidad, los dueños de los talleres aseguran que únicamente se cobra el tiempo de la mano de obra, aproximadamente media hora.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital bilbaína supone el cuarto desembolso más caro del estudio: 113,6 euros frente a los 99 euros del coste global. Sólo la superan Vitoria (con 130,5 euros de media), San Sebastián (con 117,6 euros) y Zaragoza (con 115 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 50% (entonces el coste global eran 76 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Bilbao todos los talleres visitados cumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero cinco de los doce talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Aun así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes. Además, siete de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en siete establecimientos visitados en la capital vizcaína esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: nueve de los doce locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo cinco de los doce talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Córdoba

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 10 en Córdoba

Los talleres analizados en Córdoba son de los más caros en la revisión del vehículo pero ofrecen la tarifa más económica en el cambio de batería

  • En todos los establecimientos visitados se facilitó un presupuesto por escrito, algo que no ocurrió en el 48% de los talleres estudiados en el país

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-cordoba.gifEn el caso de Córdoba, los técnicos se acercaron a 10 talleres (cuatro independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y tres de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, algo que se lleva a la práctica en todos los talleres visitados en Córdoba. No ocurre así en la mitad de los 200 talleres analizados en 18 capitales del país.

En cuanto a los precios, la capital cordobesa ostenta las tarifas más económicas en el cambio de batería (65 euros frente a los 99 de media nacional). La diferencia de precio entre el más barato y el más caro no supera los 35 euros.

En la revisión del automóvil, la ciudad se ubica en el extremo contrario. Es una de las tres más caras (100,6 euros) tras Valladolid (133,4 euros) y Sevilla (107,2). En este caso, las diferencias de precio son muy considerables: apostar por el taller más barato (52 euros) o el más oneroso (160) nos supone una diferencia de precio de 108 euros.

Por último en Córdoba, sólo cuatro del total de talleres estudiados establecía una tarifa por mano de obra. El resto se incluía en el precio global de cada servicio.

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Córdoba, todos los talleres visitados cumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero sólo uno de ellos no informaba de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 8 horas al día de lunes a viernes y que cuatro de los diez abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente y que aparecen en todos los establecimientos visitados en Córdoba. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: ninguno de los locales visitados informaban de ello; la misma proporción de talleres que no disponían de cartel que informase de la garantía de las reparaciones (por 3 meses ó 2.000 kilómetros).

Granada

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 8 de Granada

Los talleres analizados en Granada cobran por mano de obra una media de 41,4 euros a la hora, por debajo de la media

  • Los establecimientos visitados se mantienen entre los más económicos del país
  • Sólo en uno de los ocho talleres de reparación analizados no se elaboró un presupuesto por escrito

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-granada.gifEn el caso de Granada, los técnicos se acercaron a 8 talleres (tres independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y dos de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Granada la teoría no se lleva a la práctica en uno de ellos ya que se negaron a realizarlo con una excusa incomprensible (?tenemos la impresora estropeada y es política de empresa no hacer presupuestos por escrito a mano, sólo por ordenador?).

En cuanto a los precios, en la capital granadina, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 41,4 euros, entre las cinco más económicas del estudio y un 12% inferior a la media (46,3 euros). También conviene resaltar que la diferencia entre el precio más caro y el más barato supera los 25 euros.

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Granada están muy por debajo de la media (40,2 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos. Entre el taller más caro y el más barato se encontró una diferencia de 50 euros.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital granadina supone un desembolso que no se aleja mucho de la media del estudio, aunque sí resulta más ajustado: 93,2 euros frente a los 99 euros del coste global.

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller, algo que se cumple en todos los talleres visitados en Granada.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, como ocurre en los ocho talleres granadinos tomados en cuenta. Así, se comprobó que la media de apertura es de 10 horas al día de lunes a viernes y que cuatro abren los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en cuatro establecimientos visitados en la capital granadina esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: sólo uno de la decena de locales visitados informaba de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: ninguno informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Logroño

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 8 de Logroño

Los talleres analizados en Logroño cobran por mano de obra una media de 53 euros a la hora

  • Los establecimientos visitados están entre los más caros del país tras los de San Sebastián y Pamplona
  • Sólo en dos de los ocho talleres de reparación analizados se elaboró un presupuesto por escrito

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-logrono.gifEn el caso de Logroño, los técnicos se acercaron a 8 talleres (tres independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y dos de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Logroño la teoría no se lleva a la práctica en seis de ellos, que se negaron a realizarlo.

En cuanto a los precios, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende en la capital riojana a 53 euros, entre las tres más caras del estudio (tras San Sebastián y Pamplona) y un 13% superior a la media (46,3 euros). La diferencia entre el precio del taller más caro y el del más barato ronda los 25 euros.

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Logroño están por encima de la media (80,4 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: entre el taller más caro y el más barato se encontró una diferencia de hasta 170 euros, sólo superados por los 219 euros de San Sebastián y los 255 de Madrid.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital granadina supone un desembolso muy similar a la media del estudio: 100 euros frente a los 99 euros de la media del estudio.

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller, algo que se cumple en todos los talleres visitados en Logroño.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, como ocurre en la mitad de los talleres logroñeses tomados en cuenta. Así, se comprobó que la media de apertura es de 10 horas al día de lunes a viernes y que sólo dos abren los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en siete establecimientos visitados en la capital riojana esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: sólo dos de los ocho locales visitados informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: cinco de ellos no informaban a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Madrid

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 20 en Madrid

Los talleres analizados en Madrid cobran por mano de obra una media de 50,3 euros a la hora, por encima de la media del país

  • La tarifa del taller más caro (69,6 euros por hora) es un 75% mayor que la del más económico (40 euros por hora)
  • La tarifa ha crecido en cinco años más de un 65% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-madrid.gifEn el caso de Madrid, los técnicos se acercaron a 20 talleres (ocho independientes o tradicionales, cuatro oficiales de marca y ocho de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Madrid la teoría no se lleva a la práctica y 14 de los 20 talleres visitados se negaron a realizarlo con excusas comprensibles (‘tenemos que hacer una revisión más profunda del vehículo’ o ‘no soy la encargada de hacerlos’) y otras menos convincentes (‘en Internet tienes los precios’ o ‘no se pueden hacer presupuestos así como así’).

En cuanto a los precios, en la capital madrileña, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 50,3 euros, la sexta más onerosa del estudio y un 8% superior a la media (46,3 euros). También conviene resaltar las diferencias que se producen entre unos talleres y otros: hasta 29,6 euros (el precio máximo era de 69,6 euros y el mínimo, de 40 euros). La situación era diferente en 2005, cuando se realizó un estudio similar. La ciudad se situaba también en la sexta posición entre las más onerosas pero por debajo de la media del estudio (el precio medio era de 30,3 euros frente a los 32,2 euros del coste global). En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido más de un 65% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Madrid están muy por encima de la media (93,7 euros frente a 68 euros), y conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: el taller más caro cobraba 270 euros y el más económico, apenas 15 euros. Además, dos de los veinte locales estudiados aseguraban que por este servicio no se cobraba nada. Sin embargo, daban por hecho que una vez revisado a fondo el vehículo, encontrarían alguna avería o pieza dañada. La situación no ha variado mucho respecto a 2005. Y es que entonces la capital madrileña se situaba entre los precios menos económicos del estudio (la media era de 81 euros).

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital española supone el quinto desembolso más económico del estudio: 93,1 euros frente a los 99 euros del coste global. Por debajo, se encuentran Córdoba (con 64,9 euros de media), Valencia (con 74,1 euros), Málaga (con 75,7 euros) y Sevilla (con 83,9 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 39% (entonces el coste global eran 67 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Madrid cuatro del total de talleres visitados incumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero cuatro de los talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 10 horas al día de lunes a viernes y que nueve de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en 9 establecimientos visitados en la capital madrileña esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: 17 de los 20 locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo ocho de los talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Málaga

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 12 en Málaga

Los talleres analizados en Málaga cobran por mano de obra una media de 45,1 euros a la hora, un 40% más que hace cinco años

  • La tarifa del taller más caro supone casi 60 euros por hora, mientras que la del más económico no llega a los 40 euros por hora

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-malaga.gifEn el caso de Málaga, los técnicos se acercaron a 12 talleres (cuatro independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y cinco de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, y en Málaga la teoría se lleva a la práctica en tres de cada cuatro talleres. Sin embargo, los otros tres se negaron a realizarlo.

En cuanto a los precios, en la capital malagueña, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 45,1 euros, en la media del estudio (46,3 euros). Además, las diferencias entre unos talleres y otros son relevantes: hasta 19,7 euros (el precio máximo era de 57,7 euros y el mínimo, de 38 euros). La situación era muy similar en 2005, cuando se realizó un estudio similar y la ciudad se situaba también en la media del estudio (el precio medio era de 32,5 euros frente al los 32,2 del coste global). Aun así, en cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido casi un 40% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Málaga están muy por debajo de la media (31,6 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: el taller más caro cobraba 50 euros y el más económico, apenas 12 euros. Además, cinco de los doce locales estudiados aseguraban que por este servicio no se cobraba nada. Sin embargo, daban por hecho que una vez revisado a fondo el vehículo, encontrarían alguna avería o pieza dañada. La situación ha variado mucho respecto a 2005. Y es que entonces la ciudad andaluza se situaba prácticamente en la media del estudio (78 euros frente a 73,6 euros). En cinco años, el coste ha disminuido casi un 60%.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital malagueña supone el tercer desembolso más económico del estudio: 75,7 euros frente a los 99 euros del coste global. Sólo son más baratas Córdoba (con 64,9 euros de media) y Valencia (con 74,1 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 18% (entonces el coste global eran 64 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Málaga casi todos los talleres visitados cumplían esta exigencia, excepto dos.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero tres de los talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes y que siete de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en tres establecimientos visitados en la ciudad andaluza esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: nueve de los doce locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo la mitad de los talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Murcia

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 12 en Murcia

Los talleres analizados en Murcia cobran por mano de obra una media de 45,2 euros a la hora

  • Los establecimientos visitados se sitúan en la media de las 18 ciudades que participan en el estudio
  • La tarifa ha crecido en cinco años un 52% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-murcia.gifEn el caso de Murcia, los técnicos se acercaron a 12 talleres (cuatro independientes o tradicionales, cinco oficiales de marca y tres de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, y en Murcia la teoría no se lleva a la práctica en cinco de los doce talleres visitados donde se negaron a elaborarlo con la excusa de que ‘era suficiente con decirlo verbalmente, no era necesario dejar constancia por escrito’.

En cuanto a los precios, en la capital murciana, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 45,2 euros, un 2% menos que la media (46,3 euros). Además, las diferencias entre unos talleres y otros son relevantes: hasta 22 euros (el precio máximo era de 54,5 euros por hora y el mínimo, de 32,5 euros). El precio se ha encarecido con respecto a 2005, cuando se realizó un estudio similar y el desembolso era de casi 30 euros. En cinco años, la tarifa media ha subido un 52% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%), ligeramente por encima del incremento medio del conjunto del estudio (un 44%).

En la revisión básica del vehículo, el precio medio de los establecimientos estudiados en Murcia es mucho más económico que la media (23 euros frente a 68 euros) y se convierte en la ciudad más asequible del estudio en este servicio. Además, dos de los doce locales estudiados aseguraban que por este servicio no se cobraba nada. Sin embargo, daban por hecho que una vez revisado a fondo el vehículo, encontrarían alguna avería o pieza dañada. Asimismo, conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: hay una diferencia máxima de 24 euros entre el más caro y el más barato. La situación ha variado mucho respecto a 2005. Y es que entonces la capital murciana tenía una tarifa media por este servicio de 92 euros (la tercera más onerosa).

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital supone un desembolso que no varía de la media (99 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 18% (entonces el coste global eran 84 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Murcia todos los talleres visitados cumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero cuatro de los talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes y que sólo uno de ellos no abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente, el derecho que tiene el particular a solicitar un presupuesto previo por escrito y, por último, que aparezca una indicación acerca de la garantía de las reparaciones (por 3 meses ó 2.000 kilómetros). En los doce talleres visitados en Murcia se cumplían estas premisas.

Oviedo

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 8 en Oviedo

Los talleres analizados en Oviedo cobran por mano de obra una media de 44,9 euros a la hora

  • La tarifa del taller más caro supone 52 euros la hora, mientras el más económico no llega a los 40 euros
  • La tarifa ha crecido en cinco años casi un 60% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-oviedo.gifEn el caso de Oviedo, los técnicos se acercaron a 8 talleres (tres independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y dos de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo. En Oviedo, la teoría se lleva a la práctica, puesto que todos los talleres visitados accedieron a realizarlo.

En cuanto a los precios, en la capital ovetense, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 44,9 euros, en la media del estudio (46,3 euros). Las diferencias entre unos talleres y otros en este apartado no son tan importantes como en otras ciudades: hasta 13,3 euros (el precio máximo era de 52,2 euros y el mínimo, de 39 euros). La situación no ha variado en exceso respecto a 2005, cuando se realizó un estudio similar y la ciudad se situaba por debajo de la media del estudio (el precio medio era de 28,4 euros). Sin embargo, el precio medio de la tarifa ha subido casi un 60% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%), uno de los mayores incrementos registrados en el conjunto del estudio.

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Oviedo son los segundos más asequibles del estudio (30,1 euros frente a 68 euros de coste global), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: el taller más caro cobraba 52 euros y el más económico, apenas 15 euros. Con todo, es importante saber que la mitad de los establecimientos estudiados aseguraban que por este servicio no se cobraba nada. Eso sí, daban por hecho que una vez revisado a fondo el vehículo, encontrarían alguna avería o pieza dañada. Con todo, la situación apenas ha variado respecto a 2005. Y es que entonces la ciudad asturiana se encontraba entre las más asequibles del estudio (la media era de 66 euros). Así, los precios han disminuido un 54%.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital ovetense supone el sexto desembolso más caro del estudio: 108,6 euros frente a los 99 euros del coste global. La superan Vitoria (con 130,5 euros de media), San Sebastián (con 117,6 euros), Zaragoza (con 115 euros), Bilbao (con 113,6 euros) y Barcelona (con 110,2 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 25% (entonces el coste global eran 87 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Oviedo todos los talleres visitados cumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, y todos los talleres visitados informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes y que tres de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: solo en uno de los establecimientos visitados en la capital ovetense esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: tres de los ocho locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: cinco de los talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Pamplona


Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 8 en Pamplona

Los talleres analizados en Pamplona cobran por mano de obra una media de 59 euros a la hora, el precio más alto del estudio

  • La tarifa del taller más caro (81 euros) casi dobla a la del más económico (44 euros)
  • El precio ha crecido en cinco años casi un 50% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-pamplona.gifEn el caso de Pamplona, los técnicos se acercaron a 8 talleres (tres independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y dos de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Pamplona la teoría no se lleva a la práctica y cinco de los ocho talleres visitados se negaron a realizarlo. ?Tenemos que hacer una revisión más profunda del vehículo? fue una de las justificaciones más utilizadas.

En cuanto a los precios, en la capital navarra, la mano de obra media asciende a 59 euros, la más onerosa del estudio y un 22% por encima de la media (46,3 euros). También conviene resaltar las importantes diferencias que se producen entre unos talleres y otros: hasta 36,9 euros (desde un precio máximo de 80,7 euros hasta un mínimo de 43,8 euros). La situación era muy similar en 2005, cuando se realizó un estudio similar y la ciudad se situaba en la segunda posición entre las más onerosas (el precio medio era de 39,6 euros). En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido casi un 50% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Pamplona rondan la media (72,8 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: el taller más caro cobraba 109 euros y el más económico, 50,8 euros. Además, en cuatro de los talleres aseguraron que realizaban la revisión gratuitamente. El precio medio registrado en 2005 por esta operación fue de 58 euros. Así, el aumento en cinco años ha sido de un 26%. En la actualidad, los dueños de los talleres aseguran que únicamente se cobra el tiempo de la mano de obra, aproximadamente una hora.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital pamplonesa supone un desembolso similar a la media del estudio: 102,2 euros frente a los 99 euros del coste global, aunque las diferencias entre un precio y otro no son despreciables: 66,1 euros (el taller más oneroso cobraba 141,5 euros y el más económico, 75,4 euros, casi la mitad). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 52% (entonces el coste global eran 67 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Pamplona dos de los talleres visitados incumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero de nuevo dos de los ocho talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Aun así, se comprobó que la media de apertura es de 11 horas al día de lunes a viernes (dos más que la media del estudio). Además, cinco de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones (por 3 meses ó 2.000 kilómetros). Ninguno de los talleres pamploneses analizados exponía estas informaciones.

San Sebastián

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 8 en San Sebastián

Los talleres analizados en San Sebastián cobran por mano de obra una media de 57,3 euros a la hora, uno de los precios más altos del estudio

  • La tarifa del taller más caro son 76 euros por hora, mientras que la del más económico es casi la mitad (44 euros)
  • La tarifa ha crecido en cinco años más de un 70% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-sansebastian.gifEn el caso de San Sebastián, los técnicos se acercaron a 8 talleres (tres independientes o tradicionales, dos oficiales de marca y tres de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en San Sebastián dos de los talleres visitados se negaron a realizarlo con excusas como: ?no sabemos el precio de las piezas de otras marcas? (en un concesionario) o ?mira el folleto?.

En cuanto a los precios, en la capital guipuzcoana, la mano de obra media asciende a 57,3 euros, la segunda más onerosa del estudio y un 19% por encima de la media (46,3 euros). También conviene resaltar las importantes diferencias entre unos talleres y otros: hasta 31,45 euros (desde un precio máximo de 76 euros a un mínimo de 46,7 euros). La situación era similar en 2005, cuando se realizó un estudio similar y la ciudad se situaba en la cuarta posición entre las más onerosas (el precio medio era de 33,6 euros). En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido más de un 70% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en San Sebastián están muy por encima de la media (88 euros frente a 68 euros) y conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: el taller más caro cobraba 240 euros y el más económico, apenas 21 euros. La situación ha variado mucho respecto a 2005. Y es que entonces la capital donostiarra se situaba entre las ciudades más asequibles del estudio (la media era de 54 euros). El aumento en cinco años ha sido de un 63%.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital donostiarra supone el segundo desembolso más caro del estudio: 117,6 euros frente a los 99 euros del coste global. Sólo la supera Vitoria (con 130,5 euros de media), y le siguen muy de cerca Zaragoza (con 115 euros) y Bilbao (con 113,6 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 93% (entonces el coste global eran 61 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en San Sebastián tres de los talleres visitados incumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero cuatro de los ocho talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Aun así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes. Además, tres de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en todos los establecimientos visitados en la capital guipuzcoana esta indicación estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: siete de los ocho locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo uno de los ocho talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Sevilla

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 12 en Sevilla

Los talleres analizados en Sevilla cobran por mano de obra una media de 40 euros a la hora, una de las tarifas más económicas del estudio

  • El precio ha crecido en cinco años un 29% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%), muy por debajo del 44% del conjunto del informe

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-sevilla.gifEn el caso de Sevilla, los técnicos se acercaron a 12 talleres (cuatro independientes o tradicionales, cuatro oficiales de marca y cuatro de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, y en Sevilla la teoría se lleva a la práctica ya que todos los talleres visitados lo realizaron.

En cuanto a los precios, en la capital andaluza, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 40 euros, un 16% menos que la media (46,3 euros). Además, las diferencias entre unos talleres y otros son relevantes: hasta 32,2 euros (el precio máximo era de 57,2 euros y el mínimo, de 25 euros). El precio se ha encarecido con respecto a 2005, cuando se realizó un estudio similar y el desembolso era de 31 euros. En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido un 29% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%), por debajo del incremento medio del conjunto de las 18 capitales, un 44%.

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Sevilla superan con creces la media (107 euros frente a 68 euros) y se convierte en la segunda ciudad más onerosa tras Valladolid (133 euros). Asimismo, conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: 168 euros de diferencia, de las más altas del estudio (el taller más caro cobraba 220 euros y el más asequible, 52 euros). La situación ha variado mucho respecto a 2005 y se ha encarecido. Y es que entonces la capital sevillana tenía una tarifa media por este servicio de 71 euros.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital supone uno de los desembolsos más baratos del estudio: 84 euros frente a los 99 euros del coste global. El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 29% (entonces el coste global eran 65 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Sevilla todos los talleres visitados, salvo dos, cumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero cuatro de los talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 10 horas al día de lunes a viernes y que cuatro de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: apenas en cuatro establecimientos visitados en Sevilla esta indicación estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: cuatro de los doce locales visitados no informaban de ello; y en siete no aparecía indicación alguna acerca de la garantía de las reparaciones (por 3 meses ó 2.000 kilómetros).

Valencia

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 12 en Valencia

Los talleres analizados en Valencia cobran por mano de obra una media de 37,8 euros a la hora, una de las tarifas más económicas del informe

  • El precio ha crecido en cinco años un 36% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-valencia.gifEn el caso de Valencia, los técnicos se acercaron a 12 talleres (cuatro independientes o tradicionales, cuatro oficiales de marca y cuatro de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Valencia la teoría no se lleva siempre a la práctica ya que cuatro de los talleres visitados se negaron a realizarlo con excusas comprensibles (‘tenemos que hacer una revisión más profunda del vehículo’) y otras menos convincentes (‘no lo veo necesario’).

En cuanto a los precios, en la capital valenciana, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 37,8 euros, un 23% menos que la media del informe (46,3 euros), con lo que se sitúa entre las más económicas de las 18 capitales. Además, las diferencias entre unos talleres y otros son relevantes: hasta 46 euros (el precio máximo era de 58 euros y el mínimo, de 12 euros). El precio se ha encarecido con respecto a 2005, cuando se realizó un estudio similar y el desembolso era de casi 28 euros. En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido un 36% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Valencia están por debajo de la media (31,5 euros frente a 68 euros), y es importante que el usuario compare precios porque no son homogéneos: 38 euros de diferencia (el taller más caro cobraba 58 euros y el más asequible, 20 euros). Además, conviene saber que cuatro de los doce locales estudiados aseguraban que por este servicio no se cobraba nada. Sin embargo, daban por hecho que una vez revisado a fondo el vehículo, encontrarían alguna avería o pieza dañada. La situación ha variado mucho respecto a 2005 y se ha vuelto más económica. Y es que entonces la capital valenciana tenía una tarifa media por este servicio de 83 euros.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital supone el segundo desembolso más barato del estudio: 74 euros frente a los 99 euros del coste global. El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 26% (entonces el coste global eran 59 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Valencia todos los talleres visitados, salvo uno, cumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero en uno de los talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes y que tres de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en todos los establecimientos visitados en Valencia esta indicación estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: cuatro de los doce locales visitados no informaban de ello; y en la misma proporción no aparecía indicación alguna acerca de la garantía de las reparaciones (por 3 meses ó 2.000 kilómetros).

Valladolid

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 10 de Valladolid

Los talleres analizados en Valladolid cobran por mano de obra una media de 53 euros a la hora

  • Los establecimientos visitados se mantienen entre los más caros del país tras los de Logroño, San Sebastián y Pamplona
  • Todos los talleres de reparación analizados se negaron a elaborar un presupuesto por escrito

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-valladolid.gifEn el caso de Valladolid, los técnicos se acercaron a 10 talleres (cuatro independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y tres de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Valladolid la teoría no se lleva a la práctica ya que en todos se negaron a realizarlo. Argumentaron que hasta no ver el coche en profundidad no podían calcular un precio.

En cuanto a los precios, en la capital vallisoletana, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 53 euros, entre las cuatro más caras del estudio (tras Logroño, San Sebastián y Pamplona) y un 13% superior a la media (46,3 euros). Sin embargo, hay importantes diferencias entre el precio más caro (93 euros) y el más barato (30), algo más de 63 euros, la mayor de todo el estudio en este sentido.

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Valladolid están por encima de la media (133,4 euros frente a 68 euros), y se sitúan entre los más caros. Asimismo, conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: ya que entre el taller más caro (185 euros) y el más barato (apenas 20 euros) se encontró una diferencia de hasta 165 euros, de las mayores del estudio.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital granadina supone un desembolso superior a la media del estudio, 107,2 euros frente a los 99 euros del coste global.

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller, algo que se cumple en todos los talleres visitados en Valladolid.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, como ocurre en nueve de los diez talleres vallisoletanos tomados en cuenta. Así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes y que siete abren los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en dos establecimientos visitados en la capital castellana esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: sólo uno de los diez locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: uno de ellos no precisaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Vitoria

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 8 en Vitoria

Los talleres analizados en Vitoria cobran por mano de obra una media de 49,5 euros a la hora

  • La tarifa del taller más caro es más del doble que la del taller más económico (de 30 euros a 73,7 euros)
  • La tarifa ha crecido en cinco años un 24% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%), por debajo del de la mayoría del resto de capitales

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-vitoria.gifEn el caso de Vitoria, los técnicos se acercaron a 8 talleres (dos independientes o tradicionales, tres oficiales de marca y tres de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo. En Vitoria casi todos los talleres visitados realizaron un presupuesto previo por escrito. Tan sólo uno se negó a hacerlo afirmando que ?no era necesario? porque el técnico ?seguro que se acordaba?. Eso sí, entre los siete locales que sí lo hicieron, cuatro simplemente lo apuntaron en una tarjeta (es más, uno lo hizo en un post-it).

En cuanto a los precios, en la capital alavesa, la mano de obra media asciende a 49,5 euros, apenas un 6% por encima de la media (46,3 euros). Conviene resaltar las importantes diferencias que se producen entre unos talleres y otros: hasta 43,7 euros (el precio máximo eran 73,7 euros hasta el mínimo, 30 euros, la segunda más amplia del estudio). La situación ha cambiado respecto a 2005, cuando se realizó un estudio similar y la ciudad se situaba como la más onerosa (el precio medio era de 39,8 euros). En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido un 24% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Vitoria están muy por debajo de la media (47,8 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: el taller más caro cobraba 139,2 euros y el más económico, apenas 14 euros. La situación apenas ha variado respecto a 2005. Entonces la capital vitoriana también se situaba por debajo de la media (48 euros frente a los 73,6) y las diferencias eran de hasta 100 euros. En la actualidad, los dueños de los talleres aseguran que únicamente se cobra el tiempo de la mano de obra, aproximadamente media hora.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital vitoriana supone el desembolso más caro del estudio: 130,5 euros frente a los 99 euros del coste global. La siguen San Sebastián (con 117,6 euros), Zaragoza (con 115 euros) y Bilbao (con 113,6 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 76% (entonces el coste global eran 74 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Pero en Vitoria dos de los talleres visitados incumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público y todos los talleres visitados informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 9 horas al día de lunes a viernes y que cuatro de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en cinco establecimientos visitados en la capital alavesa esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: cuatro de los ocho locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo la mitad de los talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Zaragoza

Analizados 200 talleres de reparación de automóviles en 18 ciudades de todo el país, entre ellos 12 en Zaragoza

Los talleres analizados en Zaragoza cobran por mano de obra una media de 43 euros a la hora

  • Se han registrado grandes diferencias de precio entre unos y otros, especialmente en los casos de revisión del coche y cambio de batería
  • La tarifa ha crecido en cinco años un 48% (el IPC acumulado en ese periodo ha sido de un 12,4%)

http://static.consumer.es/revista/imgs/20100701/mapa-zaragoza.gifEn el caso de Zaragoza, los técnicos se acercaron a 12 talleres (cuatro independientes o tradicionales, cuatro oficiales de marca y cuatro de mecánica rápida) con un coche utilitario de pequeño tamaño (siempre el mismo) y preguntaron el precio por una revisión básica (niveles de aceite, limpiaparabrisas y anticongelante, estado y tensión de las correas, estado de neumáticos, pastillas y discos, guardapolvos y holguras, amortiguadores y línea de tubo de escape) sin cambio de líquidos ni de piezas. Además, se consultó el coste de una sustitución de batería y se solicitó un presupuesto por escrito. En todos ellos, se comprobó la información que se proporcionaba al usuario (de forma verbal y la exhibida en carteles o paneles) y si se cumplía con la normativa en materia de exposición de placas-distintivo e información sobre garantías, tarifas y hojas de reclamaciones.

Presupuesto previo por escrito y precios medios de mano de obra, revisión básica y cambio de batería

Todo usuario tiene derecho por ley a disponer de un presupuesto por escrito antes de que se realice cualquier reparación o revisión sobre su vehículo, pero en Zaragoza la teoría no se lleva a la práctica ya que cuatro de los talleres visitados se negaron a realizarlo con excusas comprensibles (?tenemos que hacer una revisión más profunda del vehículo?) y otras menos convincentes (?no lo veo necesario?).

En cuanto a los precios, en la capital aragonesa, la tarifa media por hora de la mano de obra asciende a 43 euros, un 8% menos que la media (46,3 euros). La diferencia entre el precio más caro y el más barato no llega a 14 euros. El precio se ha encarecido con respecto a 2005, cuando se realizó un estudio similar. Entonces, el desembolso medio era de 29 euros. En cinco años, el precio medio de la tarifa ha subido un 48% (el aumento del IPC en ese periodo ha sido de un 12,4%).

En la revisión básica del vehículo, los establecimientos estudiados en Zaragoza están por encima de la media (88 euros frente a 68 euros), aunque conviene que el usuario compare precios porque no son homogéneos: hasta 132 euros de diferencia. La situación no ha variado mucho respecto a 2005. Y es que entonces la capital zaragozana tenía una tarifa media por este servicio de 70 euros.

Por último, cambiar la batería del vehículo en los talleres visitados en la capital supone el tercer desembolso más caro del estudio: 115 euros frente a los 99 euros del coste global. Sólo la superan Vitoria (con 130,5 euros de media) y San Sebastián (con 117,6 euros). El aumento con respecto al precio obtenido en 2005 ha sido de un 56% (entonces el coste global eran 74 euros).

Información expuesta al público

La normativa exige a este tipo de establecimientos exhibir en la fachada del edificio, en un lugar fácilmente visible para el público, una placa-distintivo con las características del taller. Y en Zaragoza todos los talleres visitados cumplían esta exigencia.

También deben indicar expresamente en su exterior el horario de prestación del servicio al público, pero uno de los talleres visitados no informaban de sus horarios de apertura y cierre. Así, se comprobó que la media de apertura es de 10 horas al día de lunes a viernes y que cuatro de ellos abre los sábados.

Por último, la normativa vigente señala que los talleres deben exhibir al público una serie de leyendas. La primera se refiere a la existencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente: en diez establecimientos visitados en Zaragoza esta indicación no estaba claramente expuesta. La segunda establece que el cliente tiene derecho a solicitar un presupuesto previo por escrito: seis de los doce locales visitados no informaban de ello. Y la tercera trata sobre la garantía de las reparaciones: sólo la mitad de los talleres analizados informaba a los usuarios de que las reparaciones realizadas quedan garantizadas por 3 meses ó 2.000 kilómetros.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones