Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Guía de compra: chocolates a la taza : ¿Cuál escojo?

Los adultos consumen una media de 81 gramos de chocolate a la taza al mes, cifra que no preocupa a las autoridades sanitarias, aunque recuerdan que, como todo alimento rico en azúcar, debe consumirse de forma ocasional

¿Cuál escojo?

Sugerencias de compra

Una vez analizados, desde un punto de vista nutricional, los chocolates a la taza, y teniendo en cuenta que su consumo debe ser ocasional tanto en adultos como en niños, se proponen a continuación algunas sugerencias que cautivarán incluso de los paladares más exigentes.

Para ello, se ha utilizado el chocolate a la taza y también la cobertura de chocolate (o fondant) con más o menos pureza. En este sentido, conviene recordar que este chocolate será más amargo cuanto más puro sea (60%-70% de cacao, etc.) y que su facilidad a la hora de deshacerlo es debido a su alto contenido en manteca de cacao.

El mejor para una merienda.

Para este moento del día, es recomendable seleccionar el chocolate a la taza aligerado con leche o bien con agua y leche. El resultado es un chocolate ideal para compañar o para mojar en él un bizcocho o unos churros.

El mejor para cubrir un bizcocho o una tarta.

No es aconsejable usar chocolate a la taza a la hora de cubrir un bizcocho o una tarta. Lo mejor es utilizar cobertura de chocolate, también llamada fondant. Generalmente, esta cobertura no deberá tener demasiada pureza, ya que amargaría un poco el conjunto. Con un 60% de cacao suele ser suficiente.

El mejor para combinar con frutas.

De nuevo, la cobertura de chocolate o fondant es ideal para mezclar con frutas. La proporción de pureza puede ser de un 70% y más porque es la que mejor se adapta a las texturas de las frutas y permite combinar el dulzor de las frutas con el amargor del chocolate puro. Una deliciosa mezcla.

Para los niños.

Los más pequeños de la casa disfrutarán con un chocolate a la taza en el desayuno o en la merienda. Sin embargo, para comer, es mejor el chocolate con leche. A pesar de ser más dulce, es más suave para el paladar de los niños. Eso sí, conviene recordar que todos los tipos de chocolate deben consumirse siempre de forma muy ocasional (alguna vez al mes), ya que contienen mucho azúcar.

¿Existe la adicción al chocolate?

Muchísimas personas aseguran tener una “adicción” al chocolate. No obstante, para los profesionales sanitarios, una adicción debe cumplir una serie de características que no parecen cumplirse en el caso de la propensión a consumir mucho chocolate. Tales características las detalló en 2012 la Academia de Nutrición y Dietética (AND). En su opinión, una dependencia o una adicción a una sustancia debe cumplir tres de estos siete criterios en algún momento a lo largo de un año:

  1. Tolerancia. La dosis de la sustancia consumida debe ser cada vez más alta para poder observar el mismo efecto.
  2. Deben existir síntomas claramente atribuibles a la abstinencia.
  3. Debe haber un consumo cada vez mayor de la sustancia y durante más tiempo del previsto.
  4. El sujeto debe sufrir un deseo persistente de consumir la sustancia o debe presentar una incapacidad patente de reducir o controlar el uso de dicha sustancia.
  5. El individuo debe gastar mucho tiempo en la búsqueda o en el consumo de la sustancia, o en la recuperación de los efectos que ejerce en su cuerpo.
  6. El uso de la sustancia debe interferir en las actividades del día a día del individuo.
  7. El individuo continúa con el consumo de la sustancia pese a que esta ejerce un daño constatable.

Para la AND, no está probado que exista la adicción al chocolate. Además, en opinión de diversos expertos del Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard, la hipótesis de que existen alimentos adictivos es interesante, pero no está probada mediante estudios rigurosos. Es posible, desde su punto de vista, que además del gran sabor de alimentos como el chocolate, influyan de forma notable las grandes campañas publicitarias que rodean a este tipo de productos.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones