Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

: Ahorro 2.0

Los productos electrónicos de segunda mano son una opción cada vez más utilizada por los ciudadanos para ahorrar en la factura de los aparatos tecnológicos

Cada seis meses los principales fabricantes presentan nuevos modelos o renuevan gamas completas para satisfacer a los ciudadanos que quieren estar a la última en tecnología. Sin embargo, modelos anteriores o con algunos años ya en el mercado pueden resultar muy válidos para muchos usuarios. El ahorro puede ser considerable, pero para evitar sorpresas desagradables que nos pasen factura es fundamental seguir los siguientes consejos.

Claves para realizar una compra segura

Antes de adquirir el producto, es conveniente realizar una serie de comprobaciones. Estas son las principales cuestiones que se deben valorar:

  • Sistema operativo: como norma general, cualquier software incluido en el dispositivo tiene que ser el original. En el caso de comprar smartphones, con sistemas operativos como Android o iOS, es importante conocer la versión del sistema operativo que trae el dispositivo así como si es posible su actualización. Es habitual que teléfonos móviles de última generación al cabo de unos años dejen de recibir actualizaciones de software. Para otros dispositivos, como consolas de videojuegos, lo recomendable es que el dispositivo esté reseteado para que el nuevo propietario pueda configurar sus parámetros y registrarse con sus propias credenciales en los servicios en línea del fabricante. Cuanto más nueva sea la versión del sistema operativo, mejor.
  • Procesador y memoria RAM: en ordenadores, y pronto también en muchos smartphones y tabletas, el tipo y potencia del procesador determinará si el hardware está preparado para funcionar con las últimas versiones de los principales programas y aplicaciones. Lo mismo ocurre con la memoria RAM, a la par con el procesador. Lo más conveniente es conocer la potencia media del procesador de un aparato de última generación (medida en gigahercios), así como de la capacidad de su memoria RAM (medida en megabytes y gigabytes), para elegir un modelo con parámetros no demasiado alejados.
  • Aspecto exterior: comprobar que el dispositivo no presenta golpes, abolladuras o arañazos que impidan el funcionamiento en condiciones normales. También hay que asegurarse que sus diferentes botones exteriores, así como sus conectores, no cuentan con desperfectos importantes. En general, debe ofrecer un aspecto cuidado.
  • Pantalla táctil: en los dispositivos con pantalla táctil, es conveniente comprobar si responde de forma eficiente al tacto en diferentes partes de la pantalla. Hay que valorar si esta está arañada o si presenta impactos o suciedades.
  • Batería y cargador original: la batería es un componente del hardware que pierde capacidad con el tiempo. Es importante conocer el estado de la batería, así como las condiciones para su reemplazo por parte del fabricante. Es decir, conocer si el productor aún comercializa baterías extraíbles en el mercado o si se hace cargo de su cambio en el caso de que el dispositivo tenga integrada la batería en el dispositivo.
  • Factura de compra y titularidad: es recomendable disponer de la factura original de compra por parte del vendedor o, en su caso, de un documento que certifique la transacción y que se pueda utilizar para acreditar la titularidad en el futuro. Es esencial conservar toda la documentación generada durante la compra, incluidos los correos electrónicos o mensajes intercambiados con el vendedor.
  • Garantía del producto: Conviene conocer si el producto aún está en garantía por parte del fabricante, el periodo de expiración del mismo así como qué países cubre. Por ejemplo, en productos de electrónica comprados en países asiáticos como Japón, pueden tener garantía solo para esa zona del mundo o bien contar con cobertura para cualquier país. Además, hay que tener en cuenta que cualquier tipo de manipulación realizada en el dispositivo, tanto de hardware como de software, invalida la garantía del fabricante.

¿Dónde comprarlo?

Lo más idóneo es encontrar una oferta en un lugar cercano al domicilio del usuario. De esta forma, se puede intentar quedar físicamente para analizar y verificar el dispositivo antes de su compra. Sin embargo, una de las costumbres más habituales a la hora de adquirir un producto tecnológico con algún tiempo en el mercado es recurrir al circuito de segunda mano.

Lugares de subastas on line como eBay, páginas de clasificados y foros de Internet son los destinos más comunes para los usuarios que buscan este tipo de productos. También existen tiendas on line que venden de forma separada lotes de ordenadores de segunda mano o sin vender, comprados a un mayorista y que han quedado obsoletos para su venta en comercios.

Hay que tener en cuenta que para vender un producto es recomendable asegurarse que el sitio donde se produce la transacción sea serio y aporte garantías tanto al vendedor como al comprador en caso de que surjan problemas. Entre ellos, el más habitual es que el artículo adquirido no se ajuste a las características anunciadas en su venta. En este caso, los consumidores pueden reclamar a diferentes organismos, como organizaciones de consumidores, o bien interponer una denuncia en caso de fraude.

Algunos fabricantes, como Apple o como Asus, cuentan con productos de electrónica de consumo restaurados o reparados por su servicio técnico y que se venden en sus tiendas on line oficiales con una rebaja en el precio respecto a su venta como uno nuevo. Estos equipos disponen de la garantía oficial del fabricante y, por tanto, son una buena opción a tener en cuenta frente a aparatos de segunda mano.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 1]

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones