Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa >

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Análisis documental para conocer el panorama internacional y nacional de la natalidad : Natalidad en caída libre

En España, se ha pasado de los 18,7 nacimientos por cada 1.000 personas en 1976 a los 9 de 2014. Los expertos urgen políticas de apoyo a la fecundidad como redistribuir los costes de los hijos y reformar la jornada laboral

La natalidad es, hoy en día, un motivo de preocupación en nuestro país. Desde hace décadas, no se cumple con la tasa de reemplazo, 2,1 hijos por mujer, el índice de fecundación mínima necesaria para que una población se mantenga en el tiempo sin disminuir su volumen.

Una adecuada tasa de fertilidad permite a las sociedades mantener su nivel de bienestar y crecimiento económico. Según el economista Paul Wallace, “la principal inversión de cualquier sociedad debe ser en su propia sustitución”. Y es que si los índices de fecundidad caen de una forma constante, el envejecimiento de la población puede tener un efecto negativo en el crecimiento del PIB. España es un caso extremo, puesto que las tasas de natalidad no cesan de bajar y se calcula que la ratio de dependencia de la población mayor se incrementará aproximadamente en un 140% en 2050.

Por otra parte, la natalidad es fundamental para el ser humano porque no ha de olvidarse que tener hijos es un deseo vital para gran parte de la población. De hecho, las preferencias de los ciudadanos en los países avanzados se sitúan en torno a los dos hijos o más. Pero se están produciendo diferencias importantes entre el número de hijos que se tienen y los que se desearía tener. En España, por ejemplo, un 30% de las mujeres se ven obligadas a conformarse con tener un solo hijo.

Ante esta situación, EROSKI CONSUMER ha querido conocer de primera mano cuáles son los datos estadísticos que dibujan el panorama de la fertilidad en el mundo y, más concretamente, en territorio español. Datos que permiten realizar una retrospectiva del problema de la natalidad. Para ello, se han revisado varios estudios publicados en fechas recientes por diversas entidades internacionales (Naciones Unidas y el Banco Mundial de datos) y también nacionales (el Instituto Nacional de Estadística, INE), entre otras.

La conclusión principal es que los países avanzados están perdiendo natalidad, y España se encuentra entre ellos. A pesar de todo, algunos países europeos ya han tomado medidas para revertir esta tendencia; de hecho, han conseguido mantener una tasa de fecundidad equilibrada.

No es el caso de nuestro país, donde se siguen manteniendo tasas persistentemente bajas, sin que se tomen medidas para evitarlo. Por eso, los expertos urgen políticas de apoyo a la fecundidad porque, de seguir así, el futuro no es nada alentador.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones