Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Salud y psicología > Problemas de salud

: Cómo prevenirla

Su gravedad depende del microorganismo que la causa, de la edad del paciente y de otras enfermedades que pueda padecer

Cómo prevenirla

La neumonía se puede prevenir con las vacunas disponibles frente a la gripe y el neumococo, eso sí en las personas y colectivos para las que están indicadas por ser vulnerables a ellas. Los candidatos a recibir la vacuna antigripal son los que sufren enfermedades crónicas, los mayores de 65 años y las mujeres embarazadas, aunque no en el primer trimestre de la gestación.

La vacuna antineumocócica es eficaz para prevenir la infección por Streptococcus pneumoniae en los niños mayores de dos años y en los adultos de riesgo, como los mayores de 65 años con ciertas enfermedades crónicas. Además, existe otro tipo de vacuna, la antineumocócica conjugada, que se puede aplicar a niños menores de dos años. Hasta hace poco la vacuna disponible de este tipo era la antineumocócica conjugada heptavalente, que protege frente a siete serotipos del neumococo.

El tratamiento de la neumonía no exige ingreso
hospitalario en el 70% de los casos

No obstante, desde hace poco tiempo han aparecido otras vacunas antineumocócicas conjugadas que aún confieren una mayor protección: la decavalente, frente a 10 serotipos del neumococo, y la tridecavalente, frente a trece. Estas vacunas, sin embargo, no se aplican de forma sistemática en todas las comunidades autónomas, que tienen calendarios de vacunación distintos.

Ahora bien, junto a la inmunización, existen otras medidas también eficaces para prevenir la neumonía. Dos de ellas son dejar de fumar y extremar el cuidado y la higiene de los dientes y la boca.

Tratamiento

En el 70% de los casos la neumonía se puede tratar en el domicilio, la mayoría de las veces con buenos resultados. No obstante, muchos pacientes precisan el ingreso hospitalario. Lo más habitual es que la neumonía sea de origen bacteriano, por lo que se combate con tratamientos antibióticos (no así la neumonía de tipo vírico, ya que los antibióticos no son eficaces frente a los virus). Estos tratamientos duran un mínimo de siete días y un máximo de dos semanas. Para que funcionen, los pacientes deben seguir de forma estricta las indicaciones de los médicos y no abandonar el tratamiento antes del día fijado. Aparcarlo antes de tiempo reduce su eficacia y es una fuente considerable de problemas ya que es posible que se generen resistencias.

En nuestro país, las resistencias frente al neumococo alcanzan cerca del 30% frente a los antibióticos macrólidos, por eso no se administran solos. En los casos más graves, cuando se requiere hospitalización, puede ser necesario aplicar la oxigenoterapia e, incluso, el ingreso en cuidados intensivos.

Consejos para prevenir la neumonía

  1. Seguir las normas de vacunación antineumocócica y antigripal, ya que ambas vacunas pueden ayudar a prevenir la neumonía.
  2. Evitar fumar y beber en exceso para evitar el desarrollo de esta dolencia.
  3. Cepillarse los dientes después de cada comida y aplicar un colutorio sin alcohol, ya que muchos gérmenes causantes de la neumonía anidan en los dientes y la cavidad oral.
  4. Las personas con dentadura postiza también deben lavarla después de cada comida y utilizar productos específicos para limpiarla una vez a la semana.
  5. Controlar enfermedades crónicas asociadas, como las respiratorias (entre ellas la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC), la diabetes y la hepatitis ya que las personas afectadas son más vulnerables a contraer neumonía.
  6. Para prevenir la neumonía por aspiración, que afecta a las personas que están en coma o que han perdido la conciencia, los cuidadores deben mantener la cabeza del paciente inclinada entre 30 y 45 grados, con el fin de evitar que el reflujo gástrico se desvie hacia los pulmones.
  7. Mantener hábitos de vida saludables basados en una dieta sana, hacer ejercicio y descansar puede ayudar a mantener unas buenas defensas que eviten contraer la neumonía.

Fuente: Antoni Torres, catedrático de Neumología de la Universidad de Barcelona y jefe de sección de la Unidad de Cuidados Intensivos Respiratorios del Hospital Clínico, de Barcelona. Torres, Antoni: Capítulo 8: Neumonías, en Enfermedades respiratorias. Consejos para pacientes (manual de la SEPAR coordinado por Pere Casán Clarà)

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones