Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Alimentación > Tendencias

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Encuestadas 2.000 personas de 25 a 69 años de 9 comunidades autónomas sobre la influencia de la crisis en los hábitos alimentarios familiares : Hogares en crisis: las familias moderan la cantidad y calidad de sus compras en alimentación

Cuánto gastamos, cuándo y dónde

Gasto mensual en comida

Cada mes, las familias encuestadas por EROSKI CONSUMER dicen gastar en comida una media de 343 euros. En Galicia, ese montante alcanza los 368 euros mientras en Navarra lo cifran en 295 euros. Cuando el responsable de la compra de los productos alimentarios es una persona de entre 60 y 69 años, el desembolso supone 441 euros (un 29% más que la media). Sin embargo, si se trata de un joven de entre 25 y 29 años, el presupuesto medio es de 273 euros. Por tipo de familia, a mayor número de integrantes, mayor inversión: desde los 208 euros mensuales de las personas que viven solas hasta los 425 euros de las parejas o familias monoparentales con hijos y otro familiar a su cargo.

Estos cálculos aproximados de los encuestados no difieren mucho de los obtenidos en la Encuesta de Presupuestos Familiares. Según el INE, las familias españolas hicieron en 2013 un desembolso de cerca de 4.100 euros de media por hogar, un presupuesto que ha disminuido un 10,5% desde que se inició la crisis en 2008.

Sin embargo, algunos encuestados por EROSKI CONSUMER lo perciben de otra manera. Un 64% considera que ha aumentado la partida que dedica a la alimentación familiar. Lo creen así especialmente los jóvenes de entre 30 y 39 años, los entrevistados catalanes y vascos, y las familias monoparentales o compuestas por una pareja con hijos y otro familiar a su cargo. Incluso concretan que ese presupuesto familiar ha crecido 100 euros de media.

Por el contrario, otro 20% de los encuestados sí piensa que el presupuesto doméstico que destina a la alimentación ha disminuido (especialmente en la Comunidad Valenciana y en Andalucía, y por tipos de familia, en las monoparentales). Si embargo, manejan un decrecimiento de 154 euros de media al mes, cuando el INE lo cifra en alrededor de 40 euros mensuales de media.

La compra en crisis

La compra de productos alimenticios se hace con frecuencia. El 71% de los consumidores consultados asegura hacerla cada semana, un 22% a diario y un 7% con una frecuencia mayor. Quienes tienen más tiempo, las personas de entre 60 y 69 años, realizan la compra a diario en mayor proporción, el 31% de ellos así lo asegura. Con todo, la crisis ha influenciado la forma de hacer la compra. Por un lado, el 54% de los entrevistados asegura haber cambiado el tipo de establecimiento de compra habitual con el fin de encontrar productos alimenticios más económicos. Ahora, el 63% lo hace en el supermercado y el 29% en el hipermercado.

Además, en los últimos 5 o 6 años, el 92% de los encuestados suele comparar más los precios de los productos alimenticios que desea adquirir y el 83% asegura que presta más atención a las ofertas. Dos hábitos que se repiten en mayor medida entre los responsables de la compra más jóvenes (de entre 25 y 29 años) y en las familias monoparentales o compuestas por una pareja con hijos y otro familiar a su cargo.

Asimismo, el 84% evita gastos superfluos o caprichos con el fin de ahorrar y el 77% reconoce que adquiere más productos de marca blanca, sobre todo, en Andalucía, la Comunidad Valenciana y en Castilla-La Mancha.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones