Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Economía doméstica > Finanzas

Pensiones de jubilación : ¿Cómo hacer el cálculo?

Sube la edad de jubilación a los 67 años, aunque los trabajadores que hayan cotizado 38 años y medio podrán retirarse a los 65 con el 100% de la prestación

¿Cómo hacer el cálculo?

Calcular la cuantía
de la pensión de jubilación no es una
empresa fácil para el ciudadano de a pie.
Pero al menos, conviene saber qué conceptos
son los que se tienen en cuenta
para hacer el cálculo.

Lo primero que hay que saber es que la
cuantía dependerá de los años cotizados
y de la base reguladora. Estos dos
aspectos permitirán calcular el valor
mensual en euros de la pensión.

Para empezar cada trabajador debe conocer
sus bases de cotización diarias
o mensuales de cada uno de los periodos
en situación de alta en la Seguridad
Social. Esta información permite
calcular la base reguladora (que es la
media arítmética de las bases de cotización
actualizadas de los últimos 25
años cotizados). Para hacer el cálculo
exacto, hay que eliminar las pagas extras
y actualizar las bases de cotización
de los primeros 23 años en función del
IPC. Las últimas 24 bases de cotización
(las correspondientes a los dos últimos
dos años dados de alta) se toman en
su valor nominal (sin actualización del
IPC). La base reguladora se obtiene de
sumar todas las bases de cotización y
dividirlas entre 350 (25 años por 14 pagas
mensuales).

El número de años cotizados es el otro
concepto base a la hora de hacer el cálculo
ya que en función de su cuantía,
se aplicará un determinado porcentaje
sobre la base reguladora que será determinante
para estipular la pensión.
Por ejemplo, con 15 años cotizados se
aplica el 50%. Pero para cobrar el 100%
será necesario haber cotizado 37 años.
La propia página web de la Seguridad
Social (www.seg-social.es) cuenta con
una herramienta que hace un cálculo
estimativo de la cuantía mensual de pensión
que le puede quedar al trabajador.

Pensiones mínimas y máximas

En cualquier caso, la reforma (al igual
que en la actualidad) contempla la
existencia de unas pensiones mínimas y
máximas. Para este ejercicio, la pensión
mínima para jubilados con 65 años con
cónyuge a cargo es de 10.225 euros lo
que equivale a 852 euros al mes. Sin
cónyuge, 601,4 al mes. Por su parte, el
importe máximo para 2011 es de 2.497,91
euros al mes.

Ejemplos prácticos

Un sencillo ejercicio de comparación permite comprobar que las pensiones públicas se reducirán sustancialmente con los cambios previstos.

Autónomos: el anteproyecto de ley incluye un apartado especial dedicado a los autónomos. En particular, expone que se acercará la protección del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos al Régimen General y se fija el objetivo de que se igualen las condiciones de ambos regímenes. Los trabajadores por cuenta propia también se verán afectados por los cambios en el periodo para el cálculo de la pensión, que se hará en función a la cotización de los últimos 25 años y no a los 15, como hasta ahora. Con el régimen actual, es muy frecuente localizar casos de autónomos que elevan voluntariamente su base de cotización en los últimos años para cobrar más cuando se jubilen. Con la nueva norma se verán obligados a pagar más durante más tiempo. Sin embargo, los autónomos podrán seguir jubilándose con 15 años cotizados. Un sencillo ejemplo: un albañil que trabaja por cuenta propia y que declara unos 16.000 euros anuales, optaría hoy a una pensión de unos 887euros al mes. Con los cambios introducidos (subir de 15 a 25 años el periodo de cálculo y elevar la edad de jubilación), pasaría a cobrar unos 85 euros menos.

Trabajadores por cuenta ajena: Los cambios afectan también al colectivo de trabajadores por cuenta ajena. Un funcionario con un sueldo medio de unos 22.000 euros y que podría aspirar a una pensión de 1.200 euros verá reducida su prestación en más de 90 euros con las modificaciones planteadas.

Estudiantes: los estudiantes tampoco quedan fuera de los cambios. En principio, favorecerá a los becarios ya que el proyecto de ley contempla la posibilidad de que las empresas coticen por estos estudiantes, lo que les favorecerá a la hora de calcular su pensión. Esto beneficiará, entre otros, a los estudiantes MIR, que cotizan desde el principio de su carrera.

Paginación dentro de este contenido

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones